‘El amor y la amistad son sentimientos que nos fortalecen’: Verónica Vives Prieto

Revista Ámbar
Tamaño Letra
  • Font Size
‘El amor es un reflejo de Dios en nuestro ser y es lo esencial en la vida’ esta es una de las consideraciones de Verónica Vives Prieto sobre este sentimiento que cree que se debe cultivar en nuestro interior para irradiarlo a los semejantes.


“Debemos cuidarlo y darle lo mejor de nosotros para que pueda crecer. Si lo valoramos, cuidamos y luchamos por él engrandecerá y fortalecerá nuestro corazón de tal manera que nada será imposible de alcanzar”, afirma.

Verónica y Rafael Monroy Vives llevan 15 años de casados y permanecen la mayor parte del tiempo juntos. En fechas como estas celebran su amor saliendo a cenar, a bailar y realizando otras actividades con sus hijas Margarita Rosa y Manuela.

Ella destaca que Rafa es un ser humano bueno, un hombre familiar, dedicado, detallista, muy romántico y excelente padre, esposo, hermano e hijo.

A él le encanta cocinar para Vero, como la llama, y para sus hijas Margarita y Manuela a quienes consiente mucho. Para él su familia es lo más importante, cultiva ese amor constantemente y hace todo por verlas felices. “Es mi mejor amigo, confidente y compañero de la vida”, afirmó Verónica sonriente.

Esta historia de amor entre estos dos primos lejanos, inició cuando ellos fueron presentados, puesto que no se conocían.

“Él dice que cuando me vio por primera vez le dijo a sus amigos esa es la mujer con la que me voy a casar. Un día en una fiesta en el club de kayak en El Rodadero se presentó y me dijo prima mucho gusto. Yo jamás lo había visto; días después me invitó a salir y yo no le presté atención; posteriormente salimos a comer y la invitación que me enamoró y más recuerdo fue una vez que me invitó a irnos en kayak remando hasta Inca Inca en la noche y allá sacó un mantel organizó un picnic con velitas, vino y otros detalles bajo la luz de la luna”, recuerda Verónica afirmando que ese encuentro fue espectacular y la dejó ‘matada’.

Rafael es detallista y muy romántico, es un hombre de Dios que reza el rosario todas las mañanas y siempre ora con su familia antes de almorzar; esun hombre trabajador, organizado, desprendido, honesto, y responsable; es una persona transparente, bondadoso y no guarda rencor en su corazón. Verónica ama esas cualidades de él.

Teniendo en cuenta las situaciones que las parejas pueden enfrentar, Verónica piensa que ‘hay que entregary poner todo en las manos de Dios,pedirle que nos guie y nos muestre los caminos’.

Ella dice que es indispensable dialogar, perdonar y no guardar rencor, porque el matrimonio no siempre es fácil, pero con amor en los corazones se puedesalir de las adversidades. “Es un trabajo en equipo, son dos personas poniendo su granito de arena para poder construir un hogar estable y una familia feliz”, anotó.

Finalmente, su mensaje para esta celebración es que cuando decides amar es porque el amor vive en ti para poder darlo, por eso es necesario vivirlo, sentirlo y convivir con ese sentimiento para poder trascender y llegar a ser exactamente aquellos seres que Dios quiere para él.

Veronica Vives y su esposo
Veronica Vives y su esposo
Las hijas de Veronica Vives
Las hijas de Veronica Vives
Pareja de esposos
Pareja de esposos
Previous Next Play Pause
Publicidad