El segundo cuadrante de centros históricos de Colombia

Los uniformados también atienderán las quejas de los turistas en relación con la atención, por eso realizarán inspecciones a los sitios que prestan servicios turísticos.

Cesar
Tamaño Letra
  • Font Size

Integrantes del cuadrante 33, los policías de turismo recorren el centro histórico desde las ocho de la mañana hasta las diez de la noche. Además de la seguridad, también son guías y preservadores del patrimonio del sector fundacional.

En grupos de tres o cuatro uniformados, el cuadrante de la Policía de Turismo y Protección al Patrimonio Nacional recorre en bicicleta el centro histórico de Valledupar desde las ocho de la mañana hasta las diez de la noche. El buzo gris y las bicicletas los diferencia de las patrullas de vigilancia urbana.

En el mes de abril llegaron los primeros uniformados de la Policía de Turismo a Valledupar con el objetivo de mejorar la seguridad en el centro histórico. Son ellos quienes conforman el cuadrante número 33 de la ciudad encargado del sector fundacional.

Su llegada era un llamado urgente de residentes, comerciantes y estudiantes universitarios por las reincidentes embestidas de la delincuencia común.

“Son policías capacitados para que al turista nacional y extranjero se le cuenten de las bondades de la ciudad, de la región, del departamento del Cesar, de las costumbres, ancestros, policías que hablan un segundo idioma”, explicó el mayor general William Salamanca sobre el cuadrante 33 de Valledupar que inició labores en el mes de abril.

En el país, cuentan con 1.071 unidades divididas en puntos estratégicos como los centros históricos de Cartagena y Pamplona.

Guías turísticos

El cuadrante 33 conformado por policías de turismo es el más grande de Valledupar. Son ocho policías profesionales y cuatro auxiliares encargados de las 16 manzanas del centro histórico. En el país, cuentan con 1.071 unidades divididas en puntos estratégicos como los centros históricos de Cartagena o Pamplona.

Según el Ministerio de Industria y Comercio, en el 2018 ingresaron 4,2 millones de visitantes no residentes al país, un récord comparado con años anteriores.

Dentro de esas funciones, los uniformados también atienden las quejas de los turistas en relación con la atención, por eso realizan inspecciones a los sitios que prestan servicios turísticos. “Esa es una invitación a los prestadores de servicios turísticos a atender bien a los turistas porque está comprobado que el turista que es bien atendido regresa”, aseveró Osvaldo Ayola.

Más Noticias de esta sección

Publicidad