La protección constitucional de la familia

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Alfonso Lopez Carrascal

Alfonso Lopez Carrascal

Columna: Pedagogía Constitucional

e-mail: [email protected]

La Constitución de 1991 da un vuelco en relación con el concepto de la familia. Señala el Art. 42 de la Carta Política que la familia es el núcleo fundamental de la sociedad y se constituye por vínculos naturales o jurídicos, por la decisión libre de un hombre y una mujer de contraer matrimonio o por la voluntad responsable de conformarla.

Es un estado emocional que enriquece .Lo anterior quiere decir que tanto valor tiene la familia matrimonial como la extramatrimonial y cada día la legislación laboral ha venido siendo bastante abierta en ese sentido.

El concepto de hijo natural que sonaba peyorativo en el pasado suena hoy fuera de lugar por cuanto la Corte Constitucional declaró inexequible ese apelativo y tanto los hijos matrimoniales como los extramatrimoniales y los adoptivos tendrán iguales derechos y deberes.

Se considera que el Estado y la Sociedad deben protección a la familia.

Los miembros de la pareja gozan también de iguales derechos y deberes, dejando de existir la llamada potestad marital que nos legaron los romanos. Las relaciones de familia hoy deben fundamentarse en los principios de la comunicación y el respeto.

También los instrumentos internacionales reconocen la protección de la familia como por ejemplo, el Pacto Internacional de Derechos económicos, sociales y culturales, ratificados por Colombia mediante ley 74 de 1968. Hoy los niños y las personas de la tercera edad juegan papel importante en esta serie de normas, en distintas aéreas del Derecho.

La misma declaración Universal de Derechos Humanos, dispone en su Art. 25 que todos los niños nacidos dentro o fuera del matrimonio, tienen derechos a igual protección social.

La convención Americana sobre Derechos Humanos (Art. 19) vuelve a repetir el imperativo de medidas de protección a los menores. Deber éste que extiende a la misma familia, al Estado y la sociedad.

Pero indudablemente el criterio que debe imperar es el de respetar la unidad familiar y en el futuro debe haber medidas sancionatorias para el familiar que propague el rompimiento de la unidad familiar que debe ser sagrada, así haya causas insalvables. Resalta de lo anterior que tener un hijo hoy implica deberes que no pueden ser eludidos.

El compañero o compañera permanente están hoy plenamente protegidos y lo vemos más que todo en materia laboral donde la compañera permanente compite con la esposa así haya dejado el hogar o haya contraído nuevas relaciones de pareja.

Hoy vemos en materia penal que se niegan beneficios penales a las personas que cometan delitos contra menores y también en materia penal el hecho de dar muerte a una mujer sin que haya relaciones sentimentales es una causal de agravación y el homicidio simple se convierte en agravado.

El delito de inasistencia alimentaria ha tomado mayor entidad. En la historia el concepto de la familia no ha sido única y Morgan habla de la familia sisndiásmica, de la familia punalúa y de otras formas y muchas de las guerras tribales del África se hacían por el rapto de las mujeres para aumentar la procreación.

En Colombia hay muchos hijos de laboratorio y en muchos países se da la clonación que no necesita del varón para que el óvulo sea fecundado.

Todo esto implica cambios universales en el concepto de familia, pero por sobretodo impera su defensa y fortalece la unidad familiar. Conocimos de una pareja peruana que viajó a Australia y allí el marido donó semen en un banco de esperma, regresaron al país y el señor murió en un accidente y ya había pasado un buen trecho del tiempo.

La señora se acordó del semen de su marido y viajó de nuevo a Australia y mediante procedimientos médicos quedó después de fallecido su esposo y haber transcurrido varios años que se diera la fertilidad asistida y no obstante el padre muerto, ese hijo no podía considerarse como póstumo sino como verdadero hijo, no obstante que el padre había fallecido muchos años antes. Esa es la nueva familia y la Ciencia ha venido variando muchas veces el concepto tradicional que teníamos de la familia. Hasta el año entrante y feliz navidad y año nuevo a esos buenos lectores que lunes a lunes nos leen.

Publicidad