La región Macondo

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Ricardo Villa Sánchez

Ricardo Villa Sánchez

Columna: Punto de Vista

e-mail: rvisan@gmail.com

Con la fundación Emaus, inauguramos el pasado 10 de diciembre la exposición iconográfica Vivir para contarla, sobre la vida y obra de nuestro premio Nobel de Literatura, Gabriel García Márquez, en la ciudad de Aracataca, en su biblioteca pública Remedios La bella que a mi modo de ver se debería llamar Aureliano Babilonia, el que decía que "todo se sabe" en el Macondo profundo.

El 15 de diciembre, con una tertulia en la que funjo como moderador, titulada "Escribo para que me quieran más…", se instala también, en el Centro Cultural Cajamag, ubicado en la carrera 1ª C No. 10C- del Centro Histórico de Santa Marta, a partir de las 7:00 P.M., esta exposición iconográfica sobre la vida y obra del Premio Nobel de Literatura, Gabriel García Márquez, Vivir para contarla, hasta principios de febrero.

La muestra itinerante a través de documentos gráficos, escritos y de una investigación rigurosa, busca no sólo dar a conocer aspectos muy íntimos y familiares de nuestro Nobel tanto de su ala paterna como la materna y de su descendencia, así como de las influencias que tuvo de sus abuelos, su infancia, su juventud, sus hermanos, sus diversas amistades, su militancia política, los hechos y momentos que rodearon la construcción de su grandeza, los lugares donde vivió, su relación casi erótica con el poder mundial, sus personajes míticos y uno que otro documento original o ampliamente conocido que dan cuenta de sus particularidades como ícono literario de la gran nación Caribe.

Esa tribu, aldea, estado anímico, que va a tener su segunda oportunidad sobre la tierra y que así como existe una amplia discusión sobre nuestro arraigo, sentido de pertenencia e identidad con respecto a si somos caribes, costeños, corronchos etc., entre los académicos de la Costa, pensaría, recordando a la gran Cataca, a la Zona Bananera, al recorrido desde La Guajira mía hasta la sabana de la estirpe de los Buendía en Cien años de soledad, que en este amplio debate actual sobre la regionalización, nuestra región en honor a la narrativa, discurso y reconocimiento de la obra de Gabriel García Márquez y a todo lo que nos une, debería llamarse región Macondo.

Esta región Macondo que con la exposición iconográfica que se inaugura en Santa Marta, logra que sus visitantes hagan un recorrido, -que ojalá le pudiera dar la vuelta al globo-, que nos lleva a interpretar sus logros, sus hitos históricos, su obra, los momentos que trascendieron para que este gran hombre magdalenense llegará a ser considerado el mejor escritor vivo de Latinoamérica y quizás del mundo entero.

Quizás por ello, como bien lo dice uno de los documentos de este evento concertado con el Ministerio de Cultura, "intentamos, con la muestra, desde otra mirada, expresar que la obra de García Márquez, es la historia también de su familia, de su sociedad y de sí mismo", de sus mitos y realidades que se mezclan y se confunden; es decir, que la exposición, busca cristalizar la memoria para la posteridad de su vida, esa vida que tal como él mismo afirma en sus memorias: "no es la que uno vivió, sino la que uno recuerda y cómo la recuerda para contarla" y, de esta manera, encontrar que el Gabo de siempre y para siempre, hace historia y escribe para que lo quieran más.

Más Noticias de esta sección

Publicidad