El amor echa fuera el temor

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Alberto Linero Gómez

Alberto Linero Gómez

Columna: Orando y viviendo

e-mail: [email protected]

En el himno del amor de Primera Corintios 13,1-13, Pablo dice: El amor echa fuera el temor, ¿a qué se refiere Pablo cuando dice esto? Eso es lo que te propongo que reflexionemos hoy, para que vivamos con la tranquilidad que da el sentirse amado por los demás.
El miedo siempre es miedo a algo ¿a qué?, normalmente el miedo es miedo al rechazo, miedo a no dar la talla, miedo a equivocarse, a fallar.
Cuando experimentamos miedo lo estamos experimentando frente alguna de estas situaciones. El amor echa fuera el temor porque cuando me siento amado ya ninguna de esas realidades me ocasionan esa emoción dañina del pánico, ni tengo que vivir empujado por esas situaciones.
Cuando me siento amado no tengo que ponerme máscaras para ocultar quién soy, ni tener una vida prestada, aparentando lo que no tengo, para buscar la aceptación de los que me rodean, sino que soy transparente, me acepto a mí mismo, teniendo en cuenta que hay cosas que debo trabajar, pero que ellas no me hacen una persona con menos dignidad que las demás.
Cuando alguien me ama me ha aceptado tal cual soy y ya no puedo sentir miedo por mis defectos, o a ser rechazado, ya hay una decisión de la otra persona de estar conmigo siendo yo como soy.
Cuando alguien me ama sabe cuál es mi medida y no tengo que vivir en la zozobra de si daré la medida, de si voy a ser capaz de cumplir con las expectativas que la otra persona tiene, ya que su amor me hace sentir que pase lo que pase conmigo ella estará a mi lado; de alguna manera el amor de la otra persona me hace consciente de mis debilidades, de mis fragilidades, de mis incapacidades y me hace un buen operador de ellas, es decir, me permite usarlas para mi crecimiento y no para mi destrucción, por eso no tengo miedo.
Cuando alguien me ama siempre me da una nueva oportunidad para rehacerme, para reconstruirme. El que me ama entiende que no soy perfecto y que cuando la embarro es porque estoy necesitando de ese amor. Luego, entonces, ya no tengo miedo por mis defectos. Ese tipo de amor echa fuera todo miedo.
Por eso te invito a experimentar el amor de Dios, que seguro te dará todas las fuerzas y las capacidades para ser la mejor versión de ti mismo, sin la necesidad de mentir a los otros.
No hay porqué temer si te sabes amado. Sumérgete en el mar de amor que tiene Dios para ti y siente que posees lo que necesitas para hacer de este día el mejor de tu vida. Hoy tienes que tener la certeza de que Dios te ama y que ese amor te capacita para seguir adelante en la vida.
Eso es lo que quiere decir Pablo cuando dice que el amor echa fuera el temor, nos está invitando a vivir las consecuencias de sentirnos amados. Que ninguna de las dificultades que a diario todos tenemos te haga olvidar del inmenso amor de Dios por ti.
Te invito a experimentar el amor de Dios que sostiene tu vida, porque te anima a sentirte una persona valiosa que tiene lo necesario para enfrentar sus batallas personales, por eso, por más complicadas que sean, anímate a seguir luchando.

Publicidad