Qué vergüenza señor Robledo

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Jorge García Fontalvo

Jorge García Fontalvo

Columna: Opinión

e-mail: jgarciaf007@hotmail.com

Está completamente claro, el común de los colombianos no estamos de acuerdo con el ejercicio de las tácticas oscuras que algunas veces utilizan las autoridades para obtener información que relaciona a ciertos personajes de la vida pública nacional con el ejercicio de actividades ilícitas.

Pero también debe quedar claro, que desafortunadamente estas prácticas han sido validadas siniestramente por la corrupción según la conveniencia de los mismos entes y funcionarios investidos para hacer prevalecer la justicia y la verdad.

Y digo conveniencia, porque la información que se recoge, incluso en igualdad de condiciones para unos o para otros, se valida en forma deshonesta para los que no hacemos parte de la rosca del gobierno, las altas cortes o el congreso, mientras que para los corruptos que incitan la violencia y el odio por la patria siguen tan campantes como si nada.

Casos como el del "honorable senador Robledo" deberían ser investigados con profundidad para que el país conozca la clase de personaje que es este señor. ¿Cómo es posible que el ilustre congresista impulse a los sindicalistas y al sufrido sector de los trabajadores a asociarse con los ladrones?

Aunque sé muy bien a quienes se refiere el señor Robledo en la grabación, no creo estar de acuerdo con las tácticas escabrosas que igualmente utiliza para lograr sus objetivos.

Si las regalías pertenecen al pueblo, el pueblo debe recibirlas sin la intermediación de los ladrones, como lo afirma el honorable congresista.

¿Qué más se puede pedir de usted señor Robledo? Pienso que nada. En manos de personajes de esta calaña ha quedado mi sufrido país.

Lo más doloroso del asunto es que ahora este señor, un tanto ofendido, hace todo tipo de reclamaciones porque Colombia entera, por cuenta de las grabaciones, alcanzó apreciar la calidad de su torcido talante.

Se confirma la hipótesis: "La ley es para los de ruana". Si alguno de ustedes amigos lectores, o quien escribe este artículo, fuese grabado haciendo las mismas declaraciones que realizare el egregio senador, seguramente estaríamos en estos momentos en el ojo del huracán o tras las rejas, condenados como delincuentes por la comisión de decenas de delitos.

Pero como esto recae sobre la honorabilidad de uno de los padres de la patria, las cosas se quedan ahí.

Dios permita que personas fanáticas y obsesionadas con el poder como el señor Robledo, no vuelvan a ser elegidos para un cargo público cualquiera, porque continuarán haciendo daño a un pueblo que ya no aguanta más ofensas y sufrimientos.

No aceptemos mas corrupción querida gente de Colombia y atentos, porque los deshonestos acechan desvergonzadamente en cada esquina y en cada rincón de nuestro sufrido país.

Más Noticias de esta sección

Publicidad