La mala leche de Drummond

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Tuto Santos Araújo

Tuto Santos Araújo

Columna: La Columna de Tuto

e-mail: tutinoaugusto@yahoo.es

No sé si a usted mi amable lector le ha pasado, pero cada vez que uno llega sea por vía aérea o terrestre a nuestra Santa Marta, se encuentra con un espectáculo dantesco (y con perdón de Dante el autor de "Fausto") porque al asomar esa impresionante agua azuleja que en otrora era una vista única y hermosa en Colombia, pasó a ser otra cosa. Toda esa bella plataforma de mar destruida por completo. Observamos diez, veinte Barcazas llenas de carbón y al aire libre. Ahí, si, podemos afirmar que a nosotros los samarios nos da "dolor de patria", frase tan de moda ahora.

Nadie controlaba los abusos de la multinacional Drummond, que ahora tendrá que responder por sus actos. Fue un episodio de vileza la de esta multinacional tirar el carbón al mar. ¿Pero, cuántas veces lo ha hecho sin que nadie se diera por enterado? Hace años, esta explotadora de los trabajadores, abusa. ¡Sí! Abusa, con el silencio cómplice de todas las autoridades bien sean institucional o judicial.

¿Qué le genera la Drummond a Santa Marta? Contaminación del medio ambiente, destrucción de los mares y sus riquezas como los millares y variados peces. Genera nuevas formas de esclavitud moderna porque es grande la cantidad de trabajadores-esclavos de esa compañía que están enfermos los cuales al ver la indiferencia de los altos ejecutivos, decidieron articular un sindicato para hacer valer sus derechos.

Debemos resaltar la valerosa denuncia del periodista y abogado Alejandro Arias, quien aún a costa de su propia vida, no sólo descubrió semejante afrenta sino que ha sido como una especie de veedor contra todo lo que huela mal. Ha cuestionado a diferentes alcaldes y a los poderosísimos curadores que otorgan licencias sin ruborizarse. Ejemplo: la estación de gasolina sobre la Avenida Libertador, cerca de dos colegios uno de niños sordomudos.

Quiero terminar mi escrito, con este chiste que abunda en las redes sociales y define perfectamente el problema: Se encuentran dos peces uno blanco y otro negro, el primero le pregunta: ¿Cuál bronceador estás usando? y el segundo responde: Marca Drummond.

Ñapa 1. En reciente investigación de El Espectador, se comprueba que los poderosos hacen lo que les conviene. El exmagistrado de la Corte Suprema Yesid Ramírez, ganó una tutela a sus 194 vecinos del conjunto quienes habían denunciado los excesos que cometen sus 14 escoltas. ¡Sí! 14 escoltas en total, esto es para irse hacia atrás. Que injusticia la de este país.

Más Noticias de esta sección

Publicidad