Apoyo a la industria nacional

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Franco Nazatte Martínez

Franco Nazatte Martínez

Columna: Comercio Exterior

e-mail: [email protected]

Es fundamental la reducción de aranceles, anunciado por el presidente Juan Manuel Santos, para la importación de algunas materias primas y bienes de capital, y efectos que busca la política manufacturera del Gobierno: favorecer a la ganancia de competitividad de los productos nacionales, de cara a su situación de mercados nacionales como internacionales.

Los mercados que se están abriendo en virtud de la puesta en marcha de los Tratados de Libre Comercio (TLC), el Gobierno avanza una serie de funciones orientadas a jalonar el perfeccionamiento empresarial, las cuales se enmarcan dentro de la Política Empresarial.

Dentro de estas funciones, también conforman el Programa de Transformación Productiva, liderado por el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, el cual cuenta actualmente con 12 sectores en ejecución en sus Planes de Negocios, que se convertirán en grandes competidores a nivel mundial.

Ahora bien, con la reforma arancelaria decretada por el Gobierno - la cual rebaja estos gravámenes a 3.720 sub-partidas, correspondientes a materias primas y bienes de capital no producidos en Colombia - será un gran apoyo a la industria nacional.

Además, de lograr beneficios para la competitividad de la industria colombiana, la reducción de aranceles, en unos casos y el aumento en otros, también tendrá impacto en varias de las locomotoras que el Gobierno Nacional ha indicado como fuentes de crecimiento de la inversión.

Por ejemplo, el sector de vivienda tendrá en la reducción de aranceles un soporte para activar esa industria, al reducirse los impuestos de las importaciones de materias primas, yeso granito y cemento, productos de madera (tableros y enchapes), ladrillos, tubos y vidrios, bienes metálicos como laminados, perfiles, barras, tornillos, alambres, cátodos de cobre, láminas de aluminio, telas metálicas y herramientas, entre otras.

Asimismo, la medida de rebaja arancelaria para otros sectores cobija a los aceites, grasas, productos químicos como fluoruros, cloruros, sulfuros, óxidos; papeles y cartones; herbicidas y plaguicidas; químicos; medicamentos; colorantes; agroquímicos; productos de la petroquímica como láminas de plástico; tubos rígidos; látex y diferentes tipos de caucho.

Esta rebaja de aranceles para las materias primas, le ahorrará a la industria de nuestro país 170,3 millones de dólares anuales.

Con el propósito de hacerle competencia externa, el Gobierno Nacional también subió los aranceles de 5 a 10% para otras 317 sub-partidas arancelarias.

En este conjunto se hallan productos de la petroquímica como el poli cloruro de vinilo, copolimeros de vinilo, resinas, filamentos, poliéster, láminas y tiras de plástico; productos de caucho como neumáticos (llantas), bandas; manufacturas de cuero: cueros curtidos, e industria de madera (tableros, enchapes, puertas marcos, molduras).

Los empresarios colombianos aplaudieron la decisión tomada por el Gobierno en estos ajustes arancelarios, porque son muy favorables para el desarrollo industrial, en el marco del comercio exterior.

Publicidad