El problema de los colombianos

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Oscar Bravo Rojas

Oscar Bravo Rojas

Columna Sociológica

e-mail: [email protected]

“El problema de los colombianos es que no tenemos conciencia colectiva, tenemos una posición cómoda e Individual ante la vida”. Jaime Garzon

Como lo decía Garzon, nos hace falta una conciencia colectiva, de clase, de identidad, consciente que los corruptos están arriba porque los de abajo queremos. Mientras no cambiemos esa posición cómoda e individual seremos el hazme reír de la comunidad internacional, de propios y extraños, ya se puede decir que el único país tercermundista que vota en contra de la paz en el año 2016, ha sido capaz de no salir a votar la consulta anticorrupción este 26 de agosto. Definitivamente ¡Los pueblos merecen su suerte!!

El único país del mundo que hace una consulta para que diga si quiere que le sigan robando o no, y en su gran mayoría no salen a votar, a legitimar algo que por derecho constitucional se le debe garantizar. Los departamentos más pobres y olvidados de Colombia, como lo son la Guajira y el Choco, fueron los que manifestaron más indiferencia y apatía ante estos comicios, que eran precisamente la única oportunidad de demostrarles a los corruptos de cuello blanco que el pueblo es quien manda, especialmente estas zonas marginales por la pobreza, la desidia y el abandono estatal; donde cada semana mueren niños de hambre, no hay atención en salud y las condiciones de vida son lamentables.

Bertlt Brecht, no pudo ser más diciente cuando manifestó: “El peor analfabeto es el analfabeto político. No oye, no habla, no participa de los acontecimientos políticos. No sabe que el costo de la vida, el precio de las alubias, del pan, de la harina, del vestido, del zapato y de los remedios, dependen de decisiones políticas. El analfabeto político es tan burro que se enorgullece y ensancha el pecho diciendo que odia la política. No sabe que de su ignorancia política nace la prostituta, el menor abandonado y el peor de todos los bandidos que es el político corrupto y lacayo de las empresas nacionales y multinacionales.”

Así es, este es un país de analfabetas políticos, desclazados, auto marginados y condenados a no tener una segunda oportunidad sobre la tierra, como nunca la tubo la estirpe del coronel Aureliano buen día en cien años de soledad.

Estamos condenados a la corrupción, al saqueo, al gamonalismo politiquero de provincia, y como dijera alguien: “Había un país tan corrupto, tan corrupto que se inventó una consulta anticorrupción y un corrupto que esa consulta era corrupta y un corrupto pueblo le creyó”. Así es nuestra triste realidad, que le vamos a ser.

Jose Repelin Cucharas agrego, “¿Cómo pedirle al colombiano que le duela el recorte al presupuesto para la ciencia en Colombia? Si detesta las matemáticas, le aburre ir al colegio, celebra cuando hay paro de profesores, y si se enferma cree que le hicieron brujería”

Como dijera Gabo en una oportunidad, me quede sin trabajo en Colombia, ya que la realidad supera la ficción, el realismo mágico en Colombia es inferior a la realidad. Seguiremos condenados a cien años de soledad.

Más Noticias de esta sección

Publicidad