Candidatos presidenciales en el partido: ¡todo o nada!

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

José Noriega

José Noriega

Columna: Opinión

e-mail: [email protected]

“En cualquier caso, los hombres obran bien cuando obran libremente” (Charles Louis de Secondat – Barón de Montesquieu)

Ad portas del debate democrático y frente a campañas largas y consultas sosas, por cuanto cada día se escuchan menos propuestas serias y realizables y los candidatos siguen cayendo en la insulsa inmediatez de lo que, -según ellos-, se necesita, conjuntamente con el uso indiscriminado e irresponsable de las redes sociales, en donde cada quien dice o repite lo que le llega, sin confirmar su autenticidad, por fin parece que saldrá el sol y tendremos alguien que enarbole la bandera de la gobernabilidad, quien quiera que sea, y podamos salir de este pantano gubernamental en el que estamos.

Obviamente que en esta oportunidad también descuellan las encuestas y se agranda la mentira más grande que puede visualizarse en cualquier democracia o remedo de democracia, en donde los tebas de las mediciones sacan a relucir sus más escondidos sentimientos partidistas e insisten en demostrar que sus mecanismos son los correctos y más acertados, cuando todos sabemos que ellas, -las encuestas-, simplemente reflejan el ridículo y mezquino monopolio de quien las contrata y el encuestador debe plegarse a sus caprichos, razón por la cual conocemos candidatos que las ganan todas, pero nunca ganan una elección, claro está que mientras los sondeos de opinión dicen una cosa, las urnas muestran otra realidad, pero a los políticos nuestros les fascina aparecer todos los días en alguna de ellas, sin importar su ubicación, y mucho peor es que a algunos medios de comunicación también les gusta pagar encuestas, vaya uno a saber con qué intención.

De esa manera tenemos que por los lados del payaso y títere marioneta del ex emperador…cito, siempre será menester tener presente que el pueblo está hastiado de tanta impertinencia y virulenta agresividad por parte de su patrón, quien solamente quiere o pretende perpetuarse en el poder para estar siempre en la jugada y conocer de primera mano las múltiples investigaciones que pululan en su contra y las cuales, tarde o temprano, habrán de llevarlo a comparecer y responder ante instancias internacionales para que pague por todos los desafueros cometidos durante sus dos administraciones, e incluso desde mucho antes, cuando fungía como mandatario regional y por ello no se entiende cómo su pupilo sacó el doble de votos que la lista de su partido al congreso, realmente no hay explicación lógica ni coherente y sería bueno que no ensillen las bestias antes de la jornada, porque les puede llegar su baculazo

Centrándonos en las encuestas, muchos dan por descontado que el candidato de la Colombia Humana ya esté instalado en la segunda vuelta, algo incierto y poco probable, sobre todo si tenemos en cuenta que una cosa fue la consulta y otra la verdadera elección, porque en asuntos de política electoral en Colombia no siempre dos por dos son cuatro y siempre ronda el fantasma de la incertidumbre y en la puerta del horno se puede quemar el pan.

Del ex negociador de los Acuerdos de La Habana es mejor ni hablar, porque es vergonzoso que haya aceptado ser candidato presidencial cuando era necesario tener un poco de decencia y marginarse de esa contienda electoral, por obvias razones éticas y es por ello que le están dando hasta con el balde y se habrá de convertir en el sepulturero del otrora gran partido liberal de Olaya Herrera y López Pumarejo y al final termine convertido en una piltrafa electoral al lado de su mentor César Gaviria Trujillo.

Del profesor y matemático mejor ni hablar, su pusilanimidad y falta de entereza para enfrentar la realidad reiteran que no tiene carácter, o como dicen en el argot juvenil, le falta pelo pa´ moño y pareciera no importarle hacer el ridículo escudándose en la chabacanería y arrogancia de su segunda de abordo, la misma que, al igual que muchos, piensa que cazando peleas a través de las redes sociales es como se gobierna un país y así no es y también se irán de bruces

Por los lados del cambio se vislumbra la aparición, aunque tardía, en el firmamento político del hacedor y realizador de las gestas más fructíferas del gobierno actual, el mismo nieto señalado por los dioses para ser ungido como primer magistrado y aunque hasta ahora las ridículas y amañadas encuestas lo muestran lejos de la contienda, habrá de dar el zarpazo el domingo y desde el partido mostrará sus dientes para asegurar uno de los dos primeros cupos que le permitan ir a la segunda vuelta y allí se sabrá quién es quién, porque el día de la quema es que se ve el humo y no antes y este es el gallo que necesita la patria para poner orden y seriedad. Así que salga a votar y escoja al mejor.

Más Noticias de esta sección

Publicidad