Filosofando desde la virtualidad

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Eimar Pérez Bolaños

Eimar Pérez Bolaños

Columna: Opinión

e-mail: [email protected]

Es grato para mí contar con oportunidades de aprendizaje cada día y parte de ello se lo debo a mis estudiantes, tal afirmación rompe con la idea obsoleta que el docente es el único que posee el conocimiento en relación a sus educandos. Es así, que en mi vinculación con la Universidad Nacional Abierta y a Distancia sede Santa Marta, me he encontrado con un estudiante particular, que en la vida pensé tener tan grata experiencia y menos en el área que me apasiona, la filosofía.  Me refiero a Amed Zawady Leal, un samario que, con mucha experiencia en distintos campos de la vida, política, social y cultural, decide estudiar filosofía de forma virtual.  En este sentido, esta columna grosso modo la dedico a resaltar su experiencia como estudiante de ésta gran área del saber.

¿Cómo ha sido su proceso dentro de la política?

R/ “El arte de la política es una disciplina muy calumniada actualmente. Considero que tal situación es muy dañina para nuestra democracia; pues las instituciones se están desmoronando y, por tal razón, debilitando; lo cual conduce hacia el irrespeto a la justicia, a las corporaciones públicas y en general al Estado. Es la antesala de la corrupción que tanto nos asusta. Como concejal siempre procuré un actuar enmarcado en los cánones de la ética y la justicia social, lo que me permitió ser elegido seis (6) veces concejal de mi ciudad y no tener una mácula en mi hoja de vida.

¿Por qué estudiar filosofía en una edad adulta? 

R/ aunque parezca un lugar común La Filosofía es por excelencia el respeto a la razón y al ser en su acepción más profunda. La práctica de la reflexión serena como elemento fundamental de la vida, es un camino expedito hacia el recto pensar, sentir y actuar. Aún en medio de las dificultades vitales creo que es la manera más acertada de acercarnos a la felicidad absoluta que, según Platón, es el fin del hombre en la tierra.

¿Cómo ha sido su experiencia como estudiante de filosofía?

R/ Muy interesante, podría decir que maravillosa, La filosofía permite transitar senderos que conducen a la compresión de sí mismo y de nuestros semejantes. Es un proceso de redireccionamiento de nuestra mirada hacia la realidad de la existencia; esto me ha permitido descubrir un mundo totalmente diferente que subyace debajo de nuestras tribulaciones y, porque no decirlo, de nuestras pequeñeces.

¿Qué aportes le ha brindado a su vida estudiar filosofía?

R/ como dije anteriormente, La filosofía ha abierto mis ojos para encontrarme con la realidad del universo, pero, a la vez, penetrar en los más oscuros vericuetos de mi individualidad consciente. Como reza La Tabla Esmeralda de la Filosofía: “tal como arriba así abajo”, esto nos recuerda otra frase estelar la antigua filosofía: “conócete a ti mismo y conocerás el universo y a los dioses”. No existe belleza más grande que saber que el estudio de sí mismo es el descubrimiento del Todo, y esa belleza es sublimemente práctica aplicada a nuestro diario vivir.

¿Para usted que significa la filosofía?

R/ Perdóneme el irrespeto, pero creo que no es otra cosa que la interiorización de las reflexiones de los titanes del pensamiento que nos han precedido en la historia de la humanidad. Demócrito hace miles de años, sin laboratorios ni microscopios, descubrió el átomo como parte indivisible de la materia únicamente armado de sus poderosas ideas y reflexiones. Filosofar es descubrir el destino del ser humano en la tierra escondido en la esplendorosa frase de Nietzsche: “El hombre es un puente tendido entre el animal y el superhombre”. La Filosofía, para mí, es el faro que eternamente alumbra el camino de la humanidad.

¿Por qué estudiar filosofía en una universidad virtual y a distancia?

R/ El estudio virtual permite ajustar el proceso académico a las circunstancias individuales de tiempo, modo y lugar. De tal manera que se busca facilitar el acceso al saber cómo un impulso decisivo a la implementación de nuestro proyecto de vida. El aspirante que crea que solo es una forma facilista de adquirir un título para escalar socialmente, se equivoca en forma radical. Estudiar virtualmente requiere un gran compromiso y responsabilidad consigo mismo y con la sociedad, es un proceso enriquecedor en los niveles del conocimiento y del ser, y nos posibilita avizorar lo que será la educación en un futuro que ya es una realidad.

Publicidad