Una consulta política costosa

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Jorge Giraldo Acevedo

Jorge Giraldo Acevedo

Columna: Opinión

e-mail: [email protected]

La realización de una consulta popular para escoger al candidato a la presidencia, por la colectividad política del liberalismo colombiano, es una gestión costosa para el Gobierno Nacional y aún es tiempo para no hacerla con cargo a la Registraduría Nacional del Estado Civil.

La consulta como tal la si debe hacerse pero por parte de la colectividad liberal a través de sus huestes o, mejor dicho, los miembros de la colectividad; la participación democrática de la ciudadanía es mejor dejarla para el tiempo de la elección del próximo presidente.

Sí bien el costo de esta gestión política establecida para el día domingo 19 de noviembre próximo, a cargo de la Registraduría Nacional del Estado Civil, se redujo de $85.000 a $40.000 millones, aún es una carga económica para el Gobierno Nacional. Con esa cantidad de dinero podría realizarse una obra prioritaria de mayor interés para la ciudadanía.

De todas maneras es una consulta popular costosa, inaudita y lo principal es que no cuenta con el respaldo de muchos ciudadanos.
Son precandidatos, por el partido liberal colombiano, Humberto de la Calle, Juan Fernando Cristo y Édinson Delgado. Casualmente el cuarto precandidato por el partido liberal a la presidencia, Juan Galán Pachón, renunció. En esa dimisión aprovecho para asegurar que una consulta de candidatos en noviembre, terminaría en una consulta de maquinarias, no de liberales. Él propuso entonces, adelantar dicha consulta en marzo, por ser una opción que daba más garantías, era menos costosa, pues al unirse con las elecciones parlamentarias reduciría los gastos de su convocatoria y ofrecía suficiente tiempo para divulgar y comprender las propuestas de todos los candidatos.

Galán Pachón en una declaración sostuvo que, “no podemos permitir que $40.000 millones de los contribuyentes, alimenten una consulta de egos, sin debate de ideas, ni principios. El valor no es de poca monta. Con lo que cuesta la consulta se podrían construir en Colombia casi 50 kilómetros de vías terciarias”.
Publicidad