¿Quién es el hombre del espejo?

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Germán Vives Franco

Germán Vives Franco

Columna: Opinión

e-mail: vivesg@yahoo.com

¿Qué tiene que pasar en Colombia para que comencemos a escribirnos como una historia de éxito? ¿Qué tiene que suceder para que cese la horrible noche que dicen cesó, pero es mentira? ¿Qué tiene que pasar para que la frustración, el miedo y la desesperanza no me conviertan en actor principal de un país que va muy mal, aunque a algunos les vaya muy bien? ¿Será verdad, como me han dicho, que los espejos conocen las respuestas? ¿Valdrá la pena preguntarles?


¿Qué tiene que pasar para que los colombianos entendamos que la solución a nuestros problemas no es Uribe ni Santos ni ninguno de sus sucesores? ¿Cuándo llegará el día en que esta historia, nuestra historia como nación, que empecinadamente se ha repetido por los últimos doscientos años deje de repetirse?

¿Cuándo seremos capaces de dejar de culpar las mezquindades ajenas, las de los que nos gobiernan y dirigen, mientras sometidos por la ignorancia colocamos al servicio de ellos nuestros odios, miedos y nuestras propias mezquindades? ¿Cuál mezquindad fue primero? ¿Acaso importa? ¿Cuándo podremos levantarnos con una sola voz para derrotar al verdadero enemigo sin dejarnos dividir en parcelas inocuas y solo relevantes en su apariencia engañosa? ¿Cuándo entenderemos que el hambre no entiende de ideologías o partidos aunque sus causantes si? ¿Cuándo entenderemos que el verdadero Mesías llegó hace más de dos mil años, y que los que hoy se nos presentan como tales quieren todo de nosotros sin dar nada a cambio?

¿Cuándo entenderemos que el juego del poder está amañado para que nuestros mejores hombres no puedan o no quieran jugarlo y para que los jugadores sean siempre los mismos, aunque a veces reencarnen en delfines? ¿Por qué no entendemos que el éxito del juego consiste en dividir, y entre más divisiones mejor? ¿Y todavía te dejas dividir? ¿Eres de izquierda o derecha o uribista o santista o petrista? ¿Por cuál facción das la vida? ¿Cuándo realmente seremos capaces de avergonzarnos porque el llanto sordo de un niño no pudo saciar la sed del desierto porque el hambre había devorado hasta sus lágrimas? ¿Acaso no fue suficiente con haberles quitado todo lo que tenían, hasta su dignidad, para por ultimo robarles el aliento que les sostenía la vida?

¿Por qué nos cuesta rebelarnos contra la iniquidad del yugo que somete nuestras conciencias y nos obliga a elegir mal? ¿Por qué no entendemos que el mañana nunca será diferente si no sacrifico el aquí y ahora y de un tajo me deshago del tirano yugo? ¿Queremos ser libres o esclavos? ¿Cuándo llegará el día en que podamos mirarnos al espejo y ver a alguien distinto –por ejemplo a mí mismo- aunque muchos insistan que todos somos iguales y que por esto nada puede cambiar?

¿Dónde están los hombres que buscaba Diógenes Laercio con su lámpara encendida a plena luz del día? ¿Dónde están esos hombres que fueron escogidos para llevarnos a la tierra prometida? ¿Aquellos destinados a escuchar el llanto de los niños y calmarlo con leche y miel? Donde están y cuando aparecerán los hombres que harán llover café en el campo y maná en el desierto para que su pueblo no perezca? ¿Dónde está el guerrero valiente que le cortará la cabeza a la Hidra de mil cabezas y mil formas que todo lo devora a su paso? ¿Será que todos estos hombres están escondidos en el espejo y por eso no los encontramos? ¿Cuántos serán? ¿Sabías que el hombre del espejo es el único hacedor de villanos y el único héroe de esta historia, la tuya, la mía y la de todos?

¿Qué más queremos saber que no sepamos ya? ¿Es que acaso no sabes, no entiendes, que el único que puede cambiar todo es el hombre del espejo? ¿Es que acaso no sabes que el nuevo capítulo de nuestra historia, el capítulo de mañana, el capítulo del éxito y la esperanza solo puede ser escrito por el hombre del espejo y nadie más? ¿Quieres dejarles a tus descendientes un nuevo país o el viejo espejo? ¿Acaso no sabes que aunque te mires en millones de espejos diferentes, siempre veras al mismo hombre? ¿Todavía no sabes quién es el hombre del espejo?
Publicidad