ONU sigue preocupada por seguridad en antiguas zonas de conflicto en Colombia

Carlos Ruiz Massieu, destacó los esfuerzos del Gobierno colombiano para avanzar hacia la reintegración de los excombatientes de las Farc-Ep

Judiciales - Nacional
Tamaño Letra
  • Font Size
Según la Defensoría del Pueblo de Colombia, 462 líderes sociales fueron asesinados desde el 1 de enero de 2016 al 28 de febrero de este año.

Naciones Unidas (EFE).- El representante de la ONU para Colombia, Carlos Ruiz Massieu, destacó los esfuerzos del Gobierno colombiano para avanzar hacia la reintegración de los excombatientes de las Farc-Ep, pero avisó que la seguridad en las antiguas zonas de conflicto siguen generando una gran preocupación.

"Mientras los esfuerzos del Gobierno para avanzar hacia la reintegración de los antiguos miembros de las Farc-Ep ha empezado a mostrar resultados concretos, la seguridad en las áreas afectadas por el conflicto sigue siendo motivo de una gran preocupación", dijo Massieu ante el Consejo de Seguridad de la ONU.

El máximo órgano de Naciones Unidas celebró su reunión trimestral sobre el proceso de paz de Colombia, la primera que tiene lugar tras la reciente visita entre el 11 y el 14 de julio de los miembros del Consejo de Seguridad al país.

Massieu recordó que en las últimas tres semanas, cuatro excombatientes han sido asesinados, lo que, según apuntó, eleva a 127 el número de antiguos hombres armados muertos desde que el acuerdo de paz fue firmado el 24 de noviembre de 2016.

Además, también mostró "su grave preocupación" por la situación de los líderes sociales y defensores de los derechos humanos.

"La difícil situación de cientos de líderes valientes bajo amenaza en todo el país es inaceptable", subrayó.

Según la Defensoría del Pueblo de Colombia, 462 líderes sociales fueron asesinados desde el 1 de enero de 2016 al 28 de febrero de este año.

Un número que la ONG Instituto de Estudios sobre Paz y Desarrollo, Indepaz, y el movimiento político Marcha Patriótica, eleva a más de 700 las víctimas mortales de esos colectivos, a los que se suman 140 excombatientes de las Farc, asesinados en los últimos tres años.

En este sentido, Massieu dio la bienvenida a las nuevas medidas para mejorar la seguridad anunciadas por el presidente de Colombia, Iván Duque Márquez, y destacó la importancia de "realizar todos los esfuerzos" posibles para que las elecciones locales previstas para Octubre puedan desarrollarse de manera pacífica.

Más Noticias de esta sección

Publicidad