Gobierno dice exguerrillero de Farc murió por disparo de miembro del Ejército

Fueron asignados "equipos multidisciplinarios para determinar las circunstancias de tiempo, modo y lugar en la que ocurrió" la muerte del exguerrillero, Dimar Torres.

Judiciales - Nacional
Tamaño Letra
  • Font Size
El militar habría disparado luego que el exguerrillero tratara de quitarle su fusil cuando caminaba hacia zona del oleoducto que custodiaban las tropas.

Bogotá (EFE).- El Gobierno colombiano confirmó que el desmovilizado de las Farc, Dimar Torres, murió esta semana en la convulsa región del Catatumbo, fronteriza con Venezuela, luego de recibir un disparo por parte de un miembro del Ejército.

Según un comunicado de la institución castrense, la muerte del excombatiente ocurrió en la vereda Campo Alegre del municipio de Convención, que hace parte del departamento de Norte de Santander, tras lo cual fueron asignados "equipos multidisciplinarios para determinar las circunstancias de tiempo, modo y lugar en la que ocurrió" la muerte de Torres.

Al respecto, el ministro de Defensa, Guillermo Botero, manifestó a Blu Radio que un cabo del Ejército, cuya identidad no reveló, bajó por un caño para unirse al grupo encargado de custodiar el oleoducto que pasa por la zona cuando se encontró con el exguerrillero, quien al parecer intentó quitarle el fusil.

"En la refriega se disparó el fusil, esta persona quedó herida y posteriormente falleció", explicó Botero.

El partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, que se creó tras la desmovilización de la guerrilla en 2016, denunció ayer "el asesinato de un exintegrante de las milicias de las Farc".

Los habitantes de la aldea, explicó el senador del partido Farc Carlos Lozada, ingresaron a un campamento del Ejército y "encontraron la fosa que estaban cavando para enterrar y desaparecer a este compañero y luego las propias comunidades hallaron también el cadáver dentro del predio".

Por lo anterior, exigió "al Gobierno del presidente Iván Duque plenas garantías a quienes dejamos las armas para que podamos hacer nuestro proceso de reincorporación".

Botero aclaró que desconoce si el Ejército intentó ocultar el cuerpo y agregó que será la Fiscalía la encargada de aclarar si el hecho es o no un homicidio.

El militar "quedó a disposición de la Fiscalía para eventualmente responder. La argumentación del cabo es que esta persona intentó arrebatarle el fusil y que él no se dejó", comentó el ministro.

Más Noticias de esta sección

Publicidad