Indignación en Paraguay por sentencia leve a hombre que abusó de su hijastra

Judiciales - Internacional
Tamaño Letra
  • Font Size

(EFE).- El Gobierno, así como asociaciones representantes de la sociedad civil de Paraguay, expresaron este lunes su repulsa a la sentencia emitida por tres jueces que condenaron a dos años de cárcel a un hombre por abusar sexualmente de su hijastra, que tenía ocho años cuando sucedieron los hechos.

A la reacción institucional se une que el hombre no cumplirá condena al haber pasado ocho meses en prisión preventiva, y el tono de benevolencia empleado por los jueces al acusado al leerle el fallo.

"Lamentamos el actuar de quienes tienen en sus manos la administración de la Justicia, cuando miran al autor de un abuso sexual con beneplácito, lo ponderan y le recomiendan portarse bien, como si no hubiera cometido un horrible crimen", afirmó en un comunicado el Ministerio de la Niñez y la Adolescencia.

El fallo, divulgado la pasada semana por un tribunal de sentencia de Paraguarí, 60 kilómetros al sur de Asunción, también fue criticado al tener en cuenta que no hubo penetración por parte del padrastro, lo que influyó en la pena de dos años finalmente impuesta.

En ese sentido, el Ministerio alertó que quienes imparten Justicia deben comprender "que el abuso sexual no es solamente violación, es un crimen exista o no exista coito".

El Ministerio subrayó además que la Constitución y el Código de la Niñez y la Adolescencia prevén una protección especial que no fue tenida en cuenta por los miembros del tribunal.

Asimismo, el Ministerio instó a la Corte Suprema de Justicia y al Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados (JEM) a "un profundo análisis del caso y la aplicación de la sanción correspondiente si así lo consideran".

Por su parte, la fiscal del caso, Mercedes Vera, afirmó a Efe que la resolución supone "un agravio" porque "existen elementos según los fundamentos de la propia sentencia y se probaron los hechos atribuidos al acusado en juicio oral y publico".

El caso envuelve a una niña que al momento de producirse los abusos contaba con 8 años de edad y su versión fue corroborada en la Cámara Gessell y ante la sicóloga del Ministerio Público, según la fiscal, quien anunció que la condena será apelada este martes.

Los miembros del tribunal, Gerardo Ruiz Díaz, Jorge Giménez y Hugo Río, defendieron su actuación y uno de ellos sostuvo que la magnanimidad se debe a que "no fue probado que hubo coito" y que el acusado ya purgó la pena mínima con los más de ocho meses que estuvo en prisión preventiva.

La madre de la víctima, que ahora tiene 14 años, declaró a los medios que se siente atemorizada y que su expareja, que tiene la guarda de otras dos niñas de 7 y 9 años que tuvo con él, la ha agredido físicamente en el pasado.

La violencia contra las niñas es parte de los retos a los que se enfrenta Paraguay para cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible, marcados por la Organización de Naciones Unidas para 2030, según la Coordinadora de Derechos de la Infancia y la Adolescencia (CDIA).EFE