Exterminio de líderes sociales, una amenaza de muerte a la paz

Los asesinatos de líderes sociales dejan al descubierto un exterminio silencioso en Colombia.

Nacional
Tamaño Letra
  • Font Size

El más reciente caso se registró el viernes en Tierralta, Córdoba, donde dos hombres dispararon contra María del Pilar Hurtado Montaño.

Bogotá.- Los asesinatos de líderes sociales y exguerrilleros de las Farc dejan al descubierto un exterminio silencioso en Colombia que se ha cobrado la vida de al menos 700 personas en los últimos tres años y que, según expertos, ponen en peligro el acuerdo de paz firmado en noviembre de 2016.

El más reciente caso tuvo lugar el viernes en Tierralta, en el caribeño departamento de Córdoba, en donde con la más espeluznante frialdad dos hombres dispararon desde una motocicleta contra María del Pilar Hurtado Montaño, de 34 años.

La mujer, que según organizaciones sociales era una líder de su zona que estaba amenazada por el grupo paramilitar Águilas Negras, caminaba por las polvorientas calles de la localidad en compañía de su hijo, de apenas nueve años, cuando fue tiroteada.

La desgarradora escena que siguió y que fue captada en un video que se ha multiplicado en las redes sociales, muestra el desespero y el dolor del niño que grita, patea piedras y pregunta "¿por qué?".

La situación

Estos crímenes se registran constantemente en al menos siete regiones de Colombia, la mayoría de ellas agobiadas por la presencia de grupos guerrilleros, disidentes de las Farc, paramilitares y narcotraficantes.

Pese al drama, que parece ir en aumento desde la firma del acuerdo de paz con las Farc, el 24 de noviembre de 2016, por ahora no hay una cifra única sobre las víctimas mortales de esta escalada de violencia.

La más dramática estadística la entregaron recientemente la ONG Instituto de Estudios sobre Paz y Desarrollo, Indepaz, y el movimiento político Marcha Patriótica, que en el informe ‘Todos los nombres, todos los rostros’ aseguraron que 702 líderes sociales y 135 excombatientes de las Farc fueron asesinados desde 2016.

María del Pilar  Hurtado Montaño,  de 34 años.
María del Pilar Hurtado Montaño, de 34 años.

También, la Defensoría del Pueblo ha indicado que son 431 los casos registrados en ese periodo, mientras que para la ONG Somos Defensores el número asciende a 341 líderes y defensores de derechos humanos muertos, 25 de los cuales perdieron la vida solo en el primer trimestre de este año.

El último asesinato

Frente al asesinato de Hurtado, cuyo cuerpo será trasladado al departamento del Cauca, en el suroeste del país, de donde era oriunda, la indignación parece no ceder.

La Fiscalía abrió una investigación para hallar a los autores materiales e intelectuales del crimen que al parecer está relacionado con un asunto de ocupación de tierras de propiedad del padre del alcalde de Tierralta.

Mientras tanto Duque, que está desde el pasado 16 de junio en una visita al Reino Unido, Francia y Suiza, ordenó la realización de un Consejo de Seguridad en Tierralta y brindarle acompañamiento a los cuatro hijos de Hurtado.

"Estos líderes trabajan en contra de los temas mineros, reclaman la restitución de tierras y se oponen al narcotráfico", dijo a periodistas Néstor Rosanía, director ejecutivo del Centro de Estudios en Seguridad y Paz, para quien frente a estas muertes "no hay una decidida función por parte del Gobierno en temas de inteligencia" para detener a la "estructura criminal que está detrás de esto". EFE

Más Noticias de esta sección

Publicidad