Multa por comprar empanada en la calle

Nacional
Tamaño Letra
  • Font Size

En Bogotá multaron a un joven por promover la invasión del espacio público al comprar comida en un puesto callejero.

Al llegar a la estación de Rionegro, compró una empanada a una vendedora estacionaria y al llevársela a la boca un policía le pidió la cédula.

Código de Policía

El joven aseguró que pensó que el agente iba a revisar sus antecedentes judiciales, pero se llevó una sorpresa cuando lo que recibió fue una multa por infringir el artículo 140 del Código de Policía, que indica cuáles son los “comportamientos contrarios al cuidado e integridad del espacio público”.

El punto 6 de este apartado señala que no se debe “promover o facilitar el uso u ocupación del espacio público en violación de las normas y jurisprudencia constitucional vigente”, lo que, según el comparendo impuesto por el policía, fue lo que hizo el joven al comprar la empanada.

“Era un pastelito de pollo, pero creo que tenía huevo de avestruz”, aseguró el joven que recibió un comparendo que lo obliga a pagar $834.000. Lo peor, aseguró, es que ni siquiera pudo acabarse de comer la empanada. 

La autoridad argumenta que efectivamente los policías estaban en un procedimiento de control al espacio público, en cumplimiento de un fallo de tutela contra la Alcaldía local de Barrios Unidos, que ordenaba retirar los puestos de ventas ambulantes.

Más Noticias de esta sección

Publicidad