Ecopetrol sortea emergencia ambiental tras ataque a oleoducto en Colombia

Nacional
Tamaño Letra
  • Font Size
La estatal petrolera colombiana Ecopetrol desplegó un plan de contingencia que incluye 120 personas, cuatro puntos de control y 108 barreras para detener la emergencia ambiental que se presenta en el noreste del país por cuenta del último ataque terrorista contra el oleoducto Caño Limón-Coveñas.


"No ahorraremos esfuerzos para mitigar los efectos de este atentado", dijo en un comunicado el presidente de Ecopetrol, Felipe Bayón.

El ejecutivo pidió también que terminen los "actos irracionales" que perjudican actualmente al medioambiente y a las poblaciones de la región del Catatumbo, una de las más olvidadas de Colombia.

El Ejército de Liberación Nacional (ELN) atentó contra el oleoducto el pasado martes en zona rural del municipio de Teorama, que hace parte del departamento de Norte de Santander, fronterizo con Venezuela.

El hecho provocó la rotura de la infraestructura y la caída de crudo a la quebrada La Llana.

La petrolera dispuso retroexcavadoras, tanques, camiones, plantas eléctricas, embarcaciones, así como 84 barreras mecánicas para evitar que se siga expandiendo la mancha de crudo.

El personero de Teorama, Ever Pallares, afirmó a medios locales que espera poder "entrar a la zona" afectada por el ataque y que se "tomen todas las medidas necesarias para contrarrestar este tema que afecta el medioambiente".

En el Cataumbo hacen presencia tanto el ELN como el Ejército Popular de Liberación (EPL) que batallan por el control del territorio, especialmente por el que abandonaron las FARC tras el acuerdo de paz de 2016.

En el transcurso del año en Colombia se han registrado 11 atentados contra oleoductos, de los cuales siete han tenido como objetivo el Caño Limón-Coveñas.

El año pasado la infraestructura petrolera colombiana sufrió 107 atentados, de los que 89 afectaron al Caño Limón y 18 al Transandino, todos atribuidos por las autoridades al ELN. EFE

Más Noticias de esta sección

Publicidad