Camacol proyecta aumento del 5,2 por ciento en inversión de vivienda

El sector constructor proyecta un crecimiento del 10 por ciento en crecimiento de planes de casa nueva.

Inmobiliaria
Tamaño Letra
  • Font Size
La vivienda social continuará su crecimiento, el segmento medio tendrá una favorable reactivación, y el segmento alto tendrá un comportamiento modesto que abonará su reactivación en 2021.

Para la Cámara Colombiana de la Construcción, el 2020 se prevé como un año de mayor dinamismo en el mercado de vivienda nueva, debido a una mejor perspectiva de la economía y la importancia de los programas de vivienda social liderados por el Gobierno Nacional. A esto se suman las positivas condiciones de financiación para la inversión en hogares y una recuperación gradual de la disposición para la compra de las mismas. Bajo este escenario, el gremio proyecta que en el 2020 se venderán 192.740 unidades de vivienda, lo que significará un crecimiento del 5,2 por ciento.

El segmento medio será el que mayor dinamismo registrará en el 2020, dada su fase contractiva de los años 2017 y 2018, y se planea alcanzar un 7,5 por ciento de aumento anual lo cual llevará a registrar 58.221 viviendas nuevas comercializadas. La Vivienda de Interés Social continuará creciendo y consolidándose como el principal segmento del mercado, y para este se espera una variación anual del 5,6 por ciento, lo que significará 116.089 casas.

“En el 2020 el sector edificador y la construcción de proyectos de vivienda tendrán un importante papel en el desarrollo económico y social. Nuestras proyecciones evidencian que seguiremos consolidándonos como un sector jalonador que además de aportar a la competitividad y crecimiento del país, aporta a la transformación social de los colombianos”, afirmó Sandra Forero Ramírez, presidente ejecutiva de Camacol.

Respecto al valor agregado del sector edificador, el gremio pronostica un crecimiento del 1,9 por ciento en un escenario viable el que, si se dan condiciones positivas tanto a nivel macroeconómico como en la reactivación de la demanda, la recuperación de la confianza y la suficiencia de subsidios para la vivienda social, será muy probable alcanzar.

Con relación a la iniciación de proyectos de casa nueva, se estima que el próximo año se tendrá un crecimiento del 10 por ciento respecto al 2019, con 148.757 unidades de vivienda para estrenar. Este volumen de construcción permitirá generar 297.000 puestos de trabajo directo y una demanda de insumos y materiales superior a los $14 billones.

Más Noticias de esta sección

Publicidad