Comunidad internacional reacciona ante la situación política en Bolivia

Varias personas se concentran mientras ondean banderas de Bolivia, este lunes, en la Puerta del Sol de Madrid. Foto: EFE

Internacional
Tamaño Letra
  • Font Size

El líder boliviano  Luis Fernando Camacho, pidió este lunes que se lleve a cabo una transición pacífica.

(EFE).- Mientras el líder de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó, a quien más de 50 países reconocen como presidente encargado de ese país, dijo este lunes que la renuncia de Evo Morales a mandatario no constituye un golpe de Estado sino "la exigencia natural" de los bolivianos de un proceso electoral transparente, el secretario de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard, criticó este lunes que la reacción de la Organización de los Estados Americanos (OEA) sobre la crisis de Bolivia fue tardía y pidió que asuma un posicionamiento "más efectivo" ante la renuncia de Evo Morales forzado por los militares.

Guaidó precisó que en el caso de Bolivia, "hubo demostración de un fraude electoral, hubo imponer una reelección por vía judicial que había negado el pueblo boliviano, una segunda vuelta negada en su momento", y afirmó que la renuncia de Morales es consecuencia de "todo un pueblo exigiendo" elecciones libres.

"No podríamos hablar entonces en este momento en Bolivia de golpe de Estado, por el contrario, es la exigencia natural de defender los derechos de los ciudadanos para hacer que se expresen libremente", afirmó Guaidó a periodistas tras un evento en el que recibió el apoyo de decenas de gremios y sindicatos a la movilización nacional para el próximo sábado 16 de noviembre.

Por su parte, el canciller de México, Marcelo Ebrard reiteró, como ya había anunciado horas antes en una rueda de prensa con el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador, que México presentará una "solicitud para que haya una reunión urgente" de la OEA para abordar la situación de Bolivia.

Asegurando que: "Se ve bien pero se ve tardío su pronunciamiento. Queremos algo más efectivo porque la situación allá es muy difícil", expresó Ebrard ante un grupo de periodistas a la salida de un foro en Ciudad de México.

Otro mandatario suramericano que reaccionó fue, el presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, quien insistió también en que la respuesta a los altercados en Bolivia se produzca "bajo el respeto de la ley y bajo procesos electorales transparentes".

Estados unidos, a través de un portavoz del Departamento de Estado para el Hemisferio Occidental, que es importante que el pueblo asuma las riendas del país suramericano. "De acuerdo con la Carta Democrática Interamericana, es crucial que el liderazgo civil designado constitucionalmente mantenga el control durante la transición”.

Este domingo, Morales apareció en la televisión boliviana para anunciar su renuncia tras lamentar un "golpe cívico" y que la Policía se hubiera replegado a sus cuarteles en los últimos días.

Morales pidió a los líderes opositores Carlos Mesa y Luis Fernando Camacho, a los que acusa de instar un golpe de Estado para echarle del poder, que "no maltraten" a los bolivianos y les "dejen de patear". EFE

Más Noticias de esta sección

Publicidad