Cuba busca apoyo frente al creciente cerco económico de EE UU

Las nuevas sanciones dañan directamente al pueblo cubano, al que generarán carencias, aseguró el ministro cubano de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez.

Internacional
Tamaño Letra
  • Font Size
Desde que se anunciaron las sanciones, la Unión Europea como España, Canadá, Rusia y China han criticado la acción del gobierno norteamericano.

La Habana (EFE).- Acuciada por una grave crisis de liquidez, Cuba recurrió a la comunidad internacional para pedir respaldo activo ante el endurecimiento del embargo de Estados Unidos con nuevas sanciones que apuntan a minar aún más la complicada situación económica de la isla.

"El mundo no puede permitirse permanecer impasible mientras se convoca a destrozar a países impunemente", advirtió el ministro cubano de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez, en una rueda de prensa en la que apeló a la actuación de los Gobiernos, Parlamentos, organismos multilaterales y la sociedad civil.

Rodríguez llamó a "detener la insensatez y la irresponsabilidad" y pidió actuar "antes de que sea demasiado tarde", después de que la semana pasada EE UU anunciara restricciones adicionales sobre las remesas y los viajes de sus nacionales al país caribeño, así como la activación del título III de la ley Helms-Burton.

Esa disposición, congelada desde su aprobación en 1996 por presiones internacionales y en especial europeas, permite demandar ante cortes de EE UU a empresas que se estén beneficiando de propiedades confiscadas tras la Revolución de 1959.

Aparte de los procesos legales a los que dé pie, los expertos auguran que la aplicación del título III creará un efecto disuasorio en potenciales inversores extranjeros en la isla, que necesita de unos 2.000 millones de dólares anuales de inversión foránea directa para sostener su economía.

Desde que se anunciaron las sanciones, tanto la Unión Europea como varios países con intereses en la isla -entre ellos España, Canadá, Rusia y China- han criticado la acción de EE UU sin descartar posibles contraataques en respuesta a unas medidas que consideran extraterritoriales y en contra del derecho internacional.

Más Noticias de esta sección

Publicidad