Caravana migrante prosigue su duro viaje por el sureste de México

Hasta el momento más de 2 mil migrantes que han cruzado sin documentos que acrediten su legal estancia en territorio mexicano, arriesgando la vida entre automóviles y soportando las altas temperaturas

Internacional
Tamaño Letra
  • Font Size
Los caminantes huyen de la pobreza, la falta de empleo bien remunerado que no alcanza para comer y mantener dignamente a sus hijos.

Huixtla (México) (EFE).- Miles de migrantes de la caravana prosiguen su dura travesía por el sureste de México a pie o a bordo de vehículos, mientras que casi 3.000 esperan en la frontera la visa humanitaria que empezó a otorgar, a cuentagotas, el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Hasta el momento son alrededor de 2.000 migrantes que han cruzado sin documentos que acrediten su legal estancia en territorio mexicano, arriesgando la vida entre automóviles y soportando las altas temperaturas, que oscilan entre 40 grados centígrados, y la intensa humedad.

A dos días de su arribo a territorio mexicano, este contingente, en su mayoría conformado por hondureños, no ha dejado de avanzar.

Huyen de la pobreza, la falta de empleo bien remunerado que no alcanza para comer y mantener dignamente a sus hijos, por eso se observa que viajan en esta caravana familias esposos con sus hijos, madres solteras cargando a sus pequeños, mientras que otras mujeres empujan cochecitos con sus niños.

Ana pinto, madre hondureña con tres hijos, comentó a Efe: "La verdad, hemos caminado demasiado, salimos desde las tres de la mañana y no hemos conseguido un ride (viaje gratuito en vehículo), y no nos han dado agua y comida hasta ahorita".

Las autoridades han colocado módulos de atención para auxiliar a esta caravana que ha ingresado sin pedir la visa humanitaria México, y rechazando así toda ayuda del Gobierno mexicano.