Primeros migrantes de nueva caravana inician solicitud para entrar a México

Al ingresar, los migrantes serán dirigidos a un albergue cercano en el municipio de Suchiate, en el sureño estado de Chiapas.

Internacional
Tamaño Letra
  • Font Size
La dependencia gubernamental indicó que acelerará el trámite de dichas tarjetas, tratando de que se resuelvan en 5 días en lugar de los 30 que suele demorarse habitualmente.

Suchiate (México) (EFE).- Los primeros integrantes de una nueva caravana de migrantes hondureños llegaron a la frontera entre Guatemala y México, y diligencian los documentos migratorios para solicitar asilo en el país.
Alrededor de 100 personas avanzan a lo largo de una disciplinada hilera humana tal y como ordenó el personal del Instituto Nacional de Migración, INM, institución que ya está entregando las primeras tarjetas con finalidad humanitaria, documento que otorga el acceso a empleo y servicios de salud básicos en territorio mexicano.

La dependencia gubernamental indicó que acelerará el trámite de dichas tarjetas, tratando de que se resuelvan en 5 días en lugar de en los 30 que suele demorarse habitualmente.

Asimismo, reforzaron el número de agentes migratorios para atender la fuerte afluencia de personas que busca el acceso al país.

Al ingresar, los migrantes serán dirigidos a un albergue cercano en el municipio de Suchiate, en el sureño estado de Chiapas.

En una entrevista para Milenio Televisión, el comisionado del INM, Tonatiuh Guillén, descartó la intervención de la Policía Federal.

"Descartada completamente la perspectiva del escenario que ocurrió el año pasado, lo que quiere decir que no estará la policía federal en el puente fronterizo, no habrá una estrategia de contención física", aseguró.

Para acceder al país, los integrantes de la caravana tan solo necesitan mostrar una identificación para posteriormente recibir una pulsera que los identifique.

Tulio Marcía Caballero, una de las personas que aguardaba paciente en la fila para entrar al país, reconoció hoy a Efe que la experiencia del viaje ha sido "bastante dolorosa".

En especial por ver "ver familias, madres que vienen con sus hijos durmiendo a la intemperie".

Tulio salió con su familia del país buscando "una mejor oportunidad" que espera encontrar en México, descartando por ahora la opción de alcanzar Estados Unidos.

Nolvia Enríquez, otra de las personas que hacía fila con su hijo de 10 años para entrar al país, sí parece soñar con el sueño americano.

Según dijo a Milenio Televisión, el pequeño padece distrofia muscular y solo allí parece haber esperanza para curar la enfermedad.

Más Noticias de esta sección

Publicidad