Unimagdalena realiza campaña ‘Mis Manos También Hablan’

Departamento
Tamaño Letra
  • Font Size

La actividad cumplió con el objetivo de educar al personal administrativo y docente sobre la lengua de señas, una de las formas de comunicación de las personas con discapacidad auditiva y que la Alma Mater ha querido incluir en su rutina, teniendo en cuenta que actualmente hay 17 jóvenes que padecen esta discapacidad, cursando sus estudios superiores en la Institución.

 

Incentivando la inclusión real y efectiva en el Campus, la Universidad del Magdalena ha programado un ciclo de enseñanzas en Lengua de Señas Colombianas bajo el nombre de ‘Mis Manos También hablan’ que cumple con el objetivo de educar al personal administrativo sobre esta forma de comunicación entre personas con discapacidad auditiva y el resto de la comunidad.

La iniciativa, que es llevada a cabo por personal capacitado de la Dirección de Desarrollo Estudiantil, consiste en ir a cada una de las dependencias y en pocos minutos desarrollar un plan de sensibilización que permita que todos aprendan algunos tips de manejo de lenguas de señas básicas y de cómo relacionarse con personas con discapacidad.

La jornada se extendió por las seis Facultades Académicas y las oficinas administrativas como la Dirección de Bienestar Universitario, la Biblioteca Germán Bula Meyer, el Grupo de Facturación, Crédito y Cartera, la Vicerrectoría de Extensión y Proyección Social, entre otras.

El estudiante de tercer semestre del Programa de Licenciatura en Informática, Michel Ramírez, quien tiene discapacidad auditiva y hace parte del ciclo de enseñanzas en Lengua de Señas Colombianas,  manifestó “pienso que en la Universidad del Magdalena la inclusión es verdadera, las personas sordas no nos sentimos menos, rechazados o que nos hagan mala cara, siempre sentimos esa intención de las personas oyentes de aprender a comunicarse con nosotros y eso nos llena de mucha satisfacción, ver a una persona en el Campus y que me salude en Lengua de Señas me pone muy contento”.

Con el compromiso ineludible que se ha planteado esta Casa de Estudios Superiores de consolidar la Institución como ‘Una Universidad + Incluyente e Innovadora’, se vuelve vital la ejecución de actividades sistemáticas que permitan seguir fortaleciendo una cultura de inclusión sostenible de los estudiantes y funcionarios con algún tipo de discapacidad.

En este sentido, el equipo de trabajo de este Centro de Estudios, conformado por: psicólogos, intérpretes, licenciados y un Equipo de Ayudantes Incluyentes (estudiantes formados en atención y acompañamiento a población con discapacidad), se esfuerza cada día para lograr todos los objetivos planteados, teniendo en cuenta además la importancia que cobran estas acciones en el Proceso de Autoevaluación con fines de Acreditación Institucional de Alta Calidad que atraviesa la Universidad.

El auxiliar de biblioteca, Jeiner Meza Rivas, contratista de este Centro de Estudios Superiores, celebró esta iniciativa pues señala que “la Universidad no puede estar lejos del tema de inclusión, este tipo de acciones que el Rector Pablo Vera ha venido implementando son muy interesantes pues permite a los estudiantes y funcionarios acceder a una forma más de incluirse y estar al nivel de todos”.

Más Noticias de esta sección

Publicidad