Veolia se va y la Essmar asume la operación del acueducto y alcantarillado

Durante la reunión de la junta directiva de esta empresa en cabeza del alcalde (e) Andrés Rugeles, se determinó que Veolia no va más.

Distrito
Tamaño Letra
  • Font Size
El alcalde (e) Andrés Rugeles solicitó acompañamiento especial de los entes de control a la operación de la Empresa de Servicios Públicos para garantizar el principio de legalidad y la prestación del servicio a Santa Marta.

A 24 horas de terminar el contrato de la empresa Veolia que permaneció en la ciudad por dos años como operadora aliada de la Empresa de Servicios Públicos del Distrito de Santa Marta, Essmar, luego de una junta directiva de esta empresa en cabeza del alcalde (e) Andrés Rugeles, determinaron que Veolia no va más.

Rugeles ratifica que la empresa asumirá el servicio

La decisión que la Essmar comience las operaciones de acueducto y alcantarillado a partir del 18 de abril la ratificó el alcalde encargado, luego que desde hace dos semana atrás se especulaba que a Veolia le prorrogarían el contrato por un año más.

Las declaraciones de la directora de la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios a W Radio la semana pasada, en donde dijo que la Essmar no estaba en la capacidad técnica, operativa ni administrativa para asumir la prestación de los servicios de acueducto y alcantarillado en la ciudad, se prestaron para deducir que seguiría la operadora actual.

Hay preocupaciones

Sin embargo, el funcionario Rugeles, a través de un comunicado a la opinión pública mostró su preocupación frente a esta decisión ya que manifiesta que Superservicios en sus reciente comunicaciones ha afirmado que no hay claridad frente a la garantía de la continuación de la operación para el servicio el agua y alcantarillado en la ciudad.
“Debo subrayar que al inicio de la sesión de hoy no había recibido la documentación indispensable para tomar decisiones informadas en mi carácter de miembro de la Junta Directiva de Essmar y de presidente de la misma”.

Espera copia de contratos

Además dijo que a la fecha no ha sido posible obtener copia de los contratos celebrados por la Essmar para asumir como prestadora directa de los servicios de acueducto y alcantarillado ni la información sobre los costos mensuales de la operación a través de Veolia, que durante dos años ha sido el aliado estratégico de la Essmar, los informes de auditoría, los conceptos técnicos, jurídicos y operativos para la prestación del servicio y el cronograma de transición operativa.

“Por lo anterior, hago un llamado a las autoridades de vigilancia y control para que tome medidas urgentes ante la demora, cuyo potencial carácter de dolo habrá de ser investigado por las autoridades competentes, de suministrar la información y medidas necesarias para asegurar la prestación del servicio”, añadió Rugeles.

El mandatario solicitó el acompañamiento de la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios para la revisión del proceso de transición, para el ejercicio de los controles tarifarios y para asegurar que la operación cuente con un seguimiento especial en materia jurídica, contractual, técnica y tarifaria.

Alacalde (e) pidió vigilancia de los recursos

Igualmente, pidió a las autoridades competentes ejercer una vigilancia especial para los recursos provenientes del Sistema General de Participación (SGP), de tarifas y de contribuciones especiales del régimen de solidaridad de los servicios públicos, “de forma que se garantice que los mismos son aplicados a las necesidades públicas con la debida transparencia y que, en el caso de los contratos, se asegure el cumplimiento de los principios de planeación y de selección objetiva de los contratistas”.

En la reunión de la junta directiva de la Essmar se tomó la decisión de establecer un límite al monto de contratación directa de dicha empresa, con el fin de garantizar los principios de contratación pública, en especial el de la publicidad y la transparencia, así como la mejor prestación del servicio público.

Según Veolia, en sus dos años de operación financió y ejecutó una inversión de 21 mil millones de pesos para la restauración y rehabilitación de estaciones de bombeo y de 11 pozos.
Es inocultable la situación actual que hoy afronta el Distrito por la escasez de agua y que se deriva por un lado a la falta de lluvia desde hace cuatro meses.

La semana pasada la Essmar y Veolia reportaron que cerca de 180 barrios actualmente se encontraban sin el servicio de agua y que las plantas de tratamiento del sistema de acueducto escasamente llegan a los 600 litros por segundo, motivo que causa el déficit para atender la demanda actual de usuarios.

Lo cierto es que a partir de este jueves santo, la Essmar asumirá directamente el manejo de esos sistemas para lo cual ya se tiene listo el plan de contingencia necesario para garantizar la funcionabilidad de ambos y la atención de la demanda de la comunidad.

Más Noticias de esta sección

Publicidad