Cerro del Cundí: de la peregrinación a la drogadicción

El Cerro del Cundí, ubicado en zona céntrica de Santa Marta tradicionalmente visitado por miles de devoto de la Virgen de La Milagrosa hoy se ha convertido en una cueva de expendedores y consumidores de drogas.

Zona Crítica
Tamaño Letra
  • Font Size

El sitio era frecuentado por devotos de la Virgen La Milagrosa. Hoy un grupo de delincuentes al mando de alias ‘El Cremoso’ lo ha reducido a una zona de consumo y venta de drogas.

Hablar del cerro del Cundí, ubicado en zona céntrica de Santa  Marta, meses atrás era hablar de la Virgen La Milagrosa, del turismo, y por supuesto, de la devoción de muchos samarios, y de quienes no perdían la oportunidad de venir de otros lares, para también adorar la sagrada imagen que allí reposa.

Subir hacia la cima, muchas veces a pies descalzos, era una de las principales penitencias y que la feligresía cumplía al costo que fuera.

La semblanza de hoy es completamente diferente, y no precisamente por la falta de adoración religiosa. La delincuencia se ha apoderado de este lugar, hasta el punto que se pueden contar con los dedos de las manos los que se arriesgan a subir.


La disputa entre bandas consumidoras y expendedoras de drogas es el factor más influyente actualmente, y el que ha hecho que este sitio, considerado turístico por condición natural, hoy se encuentre en completo abandono por parte de la administración distrital.

Hoy, llegar a lo más alto del emblemático cerro, solo se puede lograr con el acompañamiento policivo o de lo contrario, es encontrarse de frente con delincuentes quienes se han apoderado del control territorial.

Desplazaron a los drogadictos

EL INFORMADOR llegó al sitio y, una vez allí, recibió denuncias que podrían catalogarse como chistosas, pero que al ser analizadas, y de no tomarse las medidas pertinentes, podrían convertirse en un problema social y que terminaría en alteración del orden público.

“El problema es mayúsculo. Ya los drogadictos y expendedores que han llegado de otros lugares han desplazado a los de acá. Ya no los dejan subir porque un grupo liderado por alias ‘El Cremoso’ se ha apoderado prácticamente del cerro, lo que ha generado en repetidas ocasiones enfrentamientos entre ellos”, dijo Rafael Guerra, presidente de la Junta de Acción Comunal del barrio.

Zona de prostitución infantil

Alex Ensuncho, otro de los líderes, aseguró que los alrededores de donde está ubicada la Virgen María en la advocación de Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa, son frecuentados por este grupo al que se le han venido sumando estudiantes de algunos colegios cercanos, quienes se ven implicados en la prostitución infantil, la cual se ha desatado sin ningún tipo de control.


“A la cima de este cerro suben niñas entre los 12 y 15 años, en su mayoría, vistiendo uniformes de colegios cercanos y quienes al poco rato se ven drogadas e inmersas en relaciones sexuales con el uno y con el otro”, anotó el líder comunal.

Barricada para evitar paso de patrullas

El accionar delincuencial de este grupo conformado por más de 20 integrantes, no tiene límites. Para evitar los operativos policiales han destruido las lámparas y con esto lograr evadirse por diferentes senderos que han construido.

Y como para redondear su faena delictiva, tumban los postes de luz y los cruzan en la vía con lo que impiden que tanto carros como motocicletas de la Policía logren llegar al sitio de consumo y venta de drogas.

“En este se pueden encontrar tiradas mecheras usadas, empaques utilizados para las drogas, además de elementos para el consumo. En ocasiones se han encontrado evidencias de la práctica de brujerías”, resaltó el líder comunal.

Comunidad se queja

Los más afectados por esta situación, son sin duda alguna, los habitantes del sector, quienes a viva voz se quejan de los daños colaterales a los que se ven enfrentados diariamente por las acciones vandálicas y delincuenciales de las que son objeto constantemente.


“Ya nosotros no nos podemos sentar ni en las terrazas de las casas, porque estos ‘pelaítos’ delincuentes portando navajas atracan al que se encuentren en su camino. Esto es verdaderamente impresionante lo que se está viviendo acá”, señaló un habitante del sector, quien  por razones de seguridad no entregó su identidad.

Policía inicia operativos

Ante esta situación, el comando de la Policía Metropolitana de Santa Marta, a través del coronel Gustavo Berdugo Garavito, y la coordinación del Teniente Andrey Ramírez, comandante (e) de la Estación Santa Marta, anunció la implementación de un dispositivo de seguridad a fin de garantizar la tranquilidad de los habitantes y hacerle frente a la delincuencia que ha generado preocupación en este importante sector de la capital del departamento del Magdalena.  

 

Mirador turístico

Según los líderes comunales, el lugar podría ser recuperado y de paso convertido en uno de los atractivos turísticos más importantes de Santa Marta, de hacerse realidad el proyecto que fue radicado el año pasado ante la administración distrital y que poco le ha prestado atención, con el que se busca convertirlo en un mirador turístico en el que propios y visitantes podrían disfrutar de una panorámica de 360 grados de la ciudad, y que tendría un costo aproximado de mil 600 millones de pesos.  

Más Noticias de esta sección

Publicidad