Venezuela demuestra que con Messi aún no basta

Messi volvió luego de su despedida en el Mundial de Rusia, donde Argentina quedó eliminada en octavos por Francia.

Deportes - Internacional
Tamaño Letra
  • Font Size
A esta Argentina en construcción, que de salida alineó a cinco jugadores que nunca habían estado sobre un terreno de juego con Messi, todavía le falta mucho.

Con Messi aún no es suficiente. La Selección Argentina de Lionel Scaloni fue ampliamente superada por Venezuela, mandó con comodidad en el marcador en el Wanda Metropolitano y se llevó una histórica victoria por 1-3 en el regreso del capitán albiceleste, más de ocho meses después de abandonar cabizbajo el Mundial.

Tiembla en defensa, no tiene filtro alguno en el centro del campo, donde Leandro Paredes y Giovani Lo Celso fueron demasiado livianos, y le falta un rematador certero, porque Lautaro hizo añorar en la primera mitad al "Kun" Agüero, el gran ausente de la convocatoria, y Darío Benedetto quedó inédito en la segunda.

La ‘vinotinto’ fue superior

Venezuela, al contrario, sí sabe a lo que juega, porque lleva un proceso más largo (desde el 1 de abril de 2016, cuando Rafael Dudamel se hizo con el mando) y ha integrado con naturalidad a los sub'20 que se proclamaron hace dos años subcampeones del mundo.Tiene claro el principio y el fin. Wilker Fariñas es un guardameta de garantía y Salomón Rondón un goleador. Y, entre ambos, presenta dos líneas bien juntas que buscan la contra con la velocidad de Jhon Murillo y Darwin Mchis, suficientes para sacarle los colores a la Albiceleste.

Marcó Rondón en el primer remate (minuto 6) y Murillo en el último antes del descanso, pero entre medias pudo hacerlo Machis, que solo ante Franco Armani estrelló el balón contra el meta argentino minuto 36 y el propio Rondón, cuyo remate de cabeza cruzado salió fuera por poco (minuto 40).

Mal tiempo para Argentina

Argentina no mostró en todo el primer tiempo más que los destellos de Messi. Un poco del "10" aún sigue siendo mucho en esta Albiceleste, que se agarra al ídolo como única tabla de salvación.

Tras el descanso, el capitán albiceleste volvió a rescatar a su selección. A la hora de juego, recuperó un balón en el centro del campo, lo condujo con un par de toques con el pecho y abrió a la banda, donde Lo Celso vio el desmarque de Lautaro para que, esta vez sí, el delantero del Inter superase a Fariñez.

Argentina, deslucida e impotente en el tramo final, deberá buscar soluciones contrarreloj. Porque Scaloni sólo tiene confirmado el cargo hasta la Copa América y, por el momento, con Messi solo, aún no es suficiente.

Más Noticias de esta sección

Publicidad