‘Papa’ qué, ¿moto? Árbitro Roldán tuvo que llegar en mototaxi al estadio

Foto montaje referencial

Sopla Ciclón
Tamaño Letra
  • Font Size

El árbitro internacional antioqueño Wilmar Roldán, tuvo que recurrir al servicio informal de mototaxi para para poder ingresar al estadio Sierra Nevada y cumplir su labor de juez central en el partido Unión Magdalena Vs. Deportes Quindío.

La entrada al escenario se convirtió en un caos. Un enorme trancón se registró en la Troncal del Caribe, por la cantidad de vehículos que buscaban acceder al estadio. A pesar que la Secretaría de movilidad anuló con conos la glorieta ubicada en frente de la trocha que conduce a la Unidad Deportiva Bureche, el tráfico vehicular colapsó.

Inicialmente, la terna arbitral se movilizaba en taxi, pero ante el lento y complicado avance de los vehículos, los jueces tuvieron que bajarse y acudir al mototaxismo para poder llegar a tiempo.

‘Papa’ qué, ¿Moto?

Así les dijeron a los árbitros las personas quienes ejercen este oficio para llevar el sustento a sus familias. Wilmar Roldán, quien posee la categoría de árbitro internacional desde el 2018, ha pitado en dos Mundiales, ha estado presente en la Copa Sudamericana, la Copa América, Juegos Olímpicos, entre otros eventos de talla global, tuvo que subirse a una moto como parrillero (prohibido en Santa Marta si se trata de un hombre) y recorrer el polvoriento y ‘tortuoso’ camino de trocha para poder efectuar el compromiso.

Al final, Roldán pagó los $2.000 pesos que cuesta la carrera y el Unión venció 2 goles por 1 al Deportes Quindío. Los ‘mototaxis’ les ‘salvaron la vida’ a los jueces y al partido.

Entre otras cosas, debajo del puente que se encuentra al inicio del trayecto, los mototaxistas ocupaban casi que medio carril en plena congestión vehicular y ‘en las narices’ de los agentes de tránsito.

Le podría interesar:
El día que Michel Torres tuvo que llegar en mototaxi a inauguración de los Bolivarianos

Más Noticias de esta sección

Publicidad