Grito de alarma en la avenida Campo Serrano

Con palos, cuchillos y sillas, comerciantes informales se pelearon el territorio en la avenida Campo Serrano.

#MiraMiRed
Tamaño Letra
  • Font Size
Una batalla campal fue la gota que rebosó el vaso de agua.

Con palos, cuchillos, sillas y los elementos que encontraban a su paso, vendedores se enfrentaron en una disputa por el territorio en pleno Centro Histórico de Santa Marta, exactamente en la avenida Campo Serrano entre calles 17 y 19. Miles de usuarios en redes sociales rechazaron el acto violento y mostraron su preocupación enviando un grito de alarma a las autoridades a través de sus comentarios en la noticia y el video publicado por EL INFORMADOR.

Los ciudadanos denuncian que poco a poco se acaba la tranquilidad en la carrera Quinta y cuestionan la labor de los policías, de quienes dicen que se han dedicado a la persecución de motocicletas. A través de las diferentes plataformas digitales, pidieron que se aumenten los controles en la ciudad, sobretodo en el Centro. Asimismo, rechazan el comportamiento de las personas de nacionalidad venezolana quienes protagonizaron el bochornoso espectáculo.

Un grupo de comerciantes de la avenida Campo Serrano entre calles 17 y 19 alteró el orden público al protagonizar una fuerte batalla con palos cuchillos y hasta sillas ante la mirada despavorida de los transeúntes.

Al parecer, el conflicto se generó por disputarse los clientes y el territorio. En un video que circula en redes sociales quedó registrada la vergonzosa escena en la que al menos tres mujeres y dos hombres se agreden entre sí con diferentes elementos y lo que encontraban a su paso.

Algunos negocios de la zona tuvieron que cerrar por temor a sufrir daños. La batalla campal no habría dejado saldo de personas heridas de gravedad. Esto fue aprovechado por curiosos quienes grabaron la gresca para difundirla en redes sociales, convirtiéndolo en un video viral. Esta situación incontrolable por la autoridad local se ha hecho recurrente en momentos que la ocupación por negocios informales aumenta a un ritmo vertiginoso en el Distrito.

Comentarios

José Rafael Benavides Méndez: “¿Qué pasa en mi Samaria, sus habitantes no eran así?”.

José Luis J: “Estamos peor que en el Bronx. Esta ciudad es un total caos, es potrero sin Dios y sin ley. Aquí los agentes de la ley son policías de turismo. No hay dirigencia, todo el mundo hace lo que le da la gana. La calle 5ta el Bronx samario, no hay por donde transitar no hay espacio samario, parece un nido de ratas de alcantarilla, atiborrado por chirretes’ locales y venezolanos”.

Jerónimo Vergara Rodríguez: “¡Qué desgracia! Por querer ayudar se nos está acabando la tranquilidad, solo Dios, sabrá”.
Denys Beatriz Granados Jiménez: ¿Policías? Brillan por su ausencia. En el Centro ni uno se ve.

Eliana Alfaro Rodríguez: “Se están pasando y en una ciudad turística. ¿Dónde está el control? Eso no pasaba ni con los vendedores que tienen años de estar trabajando por esos espacios. Ahora viene esa gente a pelear espacios”.

Piedad Gutiérrez: “Santa Marta está cambiando”.

Jonathan Peña: “Ni un policía y eso que es Centro Histórico”.

Kerin Oliveros: “Y la Policía quitando moto”.

Silvana Guida: “¡Qué vergüenza! ¿Dónde están las autoridades en esta ciudad?”.

Yolima Aguilar: “Y la Policía brilla por su ausencia”.

David Arturo Vásquez De Andréis: “¿Las autoridades? Persiguiendo a las motos?”.

Dago Patiño Patiño: “Y la comandancia de la policía a cinco cuadras”.

Verónica De La Hoz Gutiérrez: “No son samarios. Son venezolanos. Y como aquí les abren las puertas y hacen lo que se les dé la gana, qué tristeza de gobierno”.

FerCho Lv: “Depórtenlos. Ni nosostros los colombianos hacemos esos estragos en nuestras ciudades”.

Martha Cabrera Montes: La verdad esa situación se ha salido fuera de control ni las autoridades ni los dirigentes han sabido resolver de manera definitiva está calamidad pública. Que tristeza que gente que no sean de esta ciudad pretendan hacer siempre lo que quieren y les apetece.

Marvin Orozco: En el centro no hay control de nada, allá todo el mundo hace lo que se le da la gana. Está bien que tengan derecho al trabajo, pero el común de la gente también tiene derecho a caminar libremente en espacios públicos dignos y no andar sorteando tanto a vendedores como a carros, motos y busetas.

Inés Bella Castro: “Definitivamente mi linda ciudad se volvió una locura. Gente de todas partes, haciendo lo que les da la gana. ¿Y policías por dónde?”.

Nayboris Toncel: “Que tristeza me da ver y leer las noticias de mi bella ciudad sumergida en la inseguridad, vandalismo, salí de ella con la ilusión de volver pero a veces no sé ni qué pensar”.

Mate Simi: “Santa Marta es un caos completo en todas partes, no hay ley, no hay autoridad, no hay Alcaldía, salió el gato y entro el ratón y arrasó con todo, se le salió la ciudad de las manos al alcalde y su comandante, por querer tener a todo el mundo contento por las elecciones, no hacen cumplir las leyes, nunca había estado Santa Marta en ese estado de postración, que pena es pura falta de autoridad”.

Cristina Caballero Lacouture: “¿Qué dicen los que tanto defienden al alcalde? ¿Será que como todo es culpa de otros? No hay peor ciego que el que no quiere ver. Sigan creyendo que Santa Marta está cambiando y ellos no se están enriqueciendo”.

Poly De Govea: “Un grito de alarma. Están acabando con el Centro. Está
intransitable. No hay por donde andar. Por todas partes señoras con niños en brazos, es un caos ir al Centro. Qué tristeza. Faltan más controles”.

Más Noticias de esta sección

Publicidad