El giro inesperado que tuvo la historia del niño chino con cabellera congelada

Redes Sociales
Tamaño Letra
  • Font Size
Wang Fuman conmovió a miles al conocerse que, pese a las bajas temperaturas, todos los días camina 4,5 kilómetros para llegar a su escuela.


Y es que este pequeño de ocho años soportó hasta -9°C para llegar al colegio, el Zhuan Shan Bao, ubicado en el condado chino de Xinjie.

Sin embargo, su vida parece estar lista para dar un vuelco luego de que miles de chinos comenzaran a donar dinero para el pequeño Fuman y su escuela.

Medios locales reportaron que hasta ahora se han recibido US$334.000, unos 950 millones de pesos colombianos.

Una organización estatal se hizo cargo de la recolección y anunció que inicialmente cada estudiante recibirá US$77, que muchos esperan permita a los niños comprar guantes, abrigos u otros accesorios para protegerse de las bajas temperaturas.

No obstante, muchos donantes esperan que la escuela también vea grandes cambios, pues no cuenta con calefacción y sus instalaciones tampoco son las mejores.
Publicidad