×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 52

Asma: enfermedad más frecuente en los niños

Revista Ámbar
Tamaño Letra
  • Font Size

El asma es una enfermedad crónica progresiva más común en etapas pediátricas que puede llegar a ser perjudicial para algunas actividades físicas de no tratarse oportunamente.

Relacionado con el polen, ácaros del polvo doméstico, frío, hongos del ambiente y pelo de animales, es un padecimiento respiratorio que cursa con episodios de tos, falta de aire, ruidos y dolor en el pecho, provocados por obstrucción bronquial.

El 90 por ciento de los casos que se registran anualmente son de origen alérgico.

El médico Germán Tenorio Vasconcelos asegura que "los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO), han desarrollado estrategias a fin de hacer conciencia en la población sobre la importancia de reconocer los síntomas así como el cumplimiento del tratamiento médico de los pacientes, ya que son medidas vitales para mantener la enfermedad bajo control".

Entre las recomendaciones a los padres de familias, destaca que éstos y el pediatra o el alergólogo deben trabajar en equipo para desarrollar y llevar a cabo un plan de acción para el asma. Este plan debe esbozar cómo evitar los desencadenantes del asma, vigilar los síntomas, medir el flujo máximo y tomar los medicamentos.

"Este plan debe decirle a los padres cuando llamar al personal de enfermería o al medico"; también es importante saber qué preguntas deben hacérseles a los pediatras sobre el tema.

Los niños con asma necesitan mayor apoyo en las escuelas, ante ello, los colegios deben presentarle al personal de la escuela su plan de acción para el asma, para que ellos sepan cómo tratar el asma de su hijo y averiguar cómo permitir que los niños tomen el medicamento durante las horas escolares.

Tener asma no significa que el niño no pueda hacer ejercicio. Los entrenadores, los profesores de educación física y el niño deben saber cómo reconocer y tratar los síntomas del asma causados por el ejercicio.

Existen dos tipos básicos de medicamentos empleados para el tratamiento del asma: los medicamentos de control prolongados, que se toman todos los días para prevenir síntomas de asma. El niño debe tomarlos incluso cuando no tenga síntomas.

Publicidad