Empiezan procesos de extinción de dominios por desfalcos al departamento

Antonio Ávila Chassaigne.

La Guajira
Tamaño Letra
  • Font Size

La familia Ávila Chasaigne es acusa de haber desviado por lo menos 25 mil millones de pesos en obras de construcción en el departamento de La Guajira.

Una comisión especial conformada por miembros de la Fiscalía sede Bogotá, en compañía de uniformados del Ejército Nacional pertenecientes al Batallón Cartagena, recorrieron varios de los inmuebles de propiedad de la firma Ávila Ltda.

El propósito era iniciar medida cautelar de embargo a varias propiedades de la familia Ávila Chasaigne, reconocidos en la región por su participación en diversos contratos con el gobierno Departamental.

Entre los inmuebles intervenidos se encuentran la oficina central de los hermanos Ávila Chassaigne, ubicada en la calle 5 entre carreras 7 y 8, otro localizado en la calle 5 entre carreras 6 y 7, donde funciona una empresa de viajes, los hoteles Gimaura y Taroa situados en la avenida primera de Riohacha y el conjunto residencial Parques del Dividivi.

Según la Fiscalía, el recurso que se estaría afectando estaba en el contrato el 770 de 2011 en el que los hermanos Ávila Chassaigne fungieron como socios activos de la Unión Temporal del Norte, por el valor de 90 mil millones de pesos, que luego tuvo una adición, que totalizó 134.963 millones de pesos según expedientes.

“Estas personas están vinculadas por el desvío de alrededor de 25 mil millones en la construcción de escuelas y colegios en La Guajira” mencionó una fuente de entera credibilidad y que participó en la diligencia.

Dentro de este proceso, se han presentado diversas diligencias judiciales como la captura del  ex gobernador de La Guajira Jorge Pérez Bernier en octubre del 2016 y a comienzos de noviembre de ese mismo año las autoridades capturaron a los hermanos Antonio, Carmenza y Enrique Ávila Chassaigne cuando llegaban a la ciudad de Barranquilla procedentes de Miami.

Más Noticias de esta sección

Publicidad