El fallo de la CIDH

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Jorge Caicedo Correa

Jorge Caicedo Correa

Columna: Opinión

e-mail: jcaicedoster@gmail.com

Desafortunadamente es un fallo producto de los errores de la Justicia Colombiana y la forma como se llevo la defensa en el proceso, dejando constancia que no es mi deseo criticar a los juristas que adelantaron la gestión jurídica del estado, porque la victoria tiene muchos padres, pero la derrota es huérfana.

El Estado colombiano, se presento dividido a la corte internacional, inclusive, después del fallo, por motivo de este, el Vicefiscal General de la Nación le informa al país por la TV. Que efectivamente, es cierto, tiene 92 cadáveres del Palacio de Justicia por identificar, están en cajas como a su debido tiempo lo indico el Coronel Alfonso Plazas; pero no le creyeron. Hay que identificarlos para saber la verdad. Colombia solamente se une para los partidos de futbol.

Inicialmente se le dio poder al Dr. Rafael Nieto, se sustituyo por el Abogado Julio Andrés Sampedro, muy conocido en el proceso ocho mil porque fue el defensor de Ernesto Samper. Esa amistad, no es conveniente en este proceso.

La contraparte, de acuerdo a la sentencia presento el alegato 581 folios en forma extemporánea y como lo explica la sentencia; nuestro Abogado no se pronuncio, siendo que eso es lo primero que se aprende en procesal. (¿?). Debió haberla impugnado por extemporánea, rechazarla de plano.

El memorial que presento nuestro representante, de acuerdo al concepto de la Corte IDH, "lo empasto" Sic. Utilizo un anglicismo "Copy and Paste" copiar y pegar, copio y pego sobre el caso de Santo domingo, para después corregir el error (empaste CIDH). Un error elemental enrostrado en la sentencia.

La Lectura del fallo es un rosario de errores que la Corte IDH le hace caer en cuenta a Colombia a través de su apoderado: que no presento a María Nelfi Díaz la joven ascensorista que se reconoce saliendo al hombro de un Soldado y que no es la hermana del ex guerrillero del M-19 René Guarín; me pregunto a ¿A que fuimos? Porque la sentencia enumera nuestros errores, digo nuestros porque los honorarios y los siete millones de dólares que nos pusieron de indemnización salen de nuestros impuestos.

Este fallo lo estaban esperando el Abogado Jorge Molano de los presuntos desaparecidos para anexarlo al expediente del Coronel Plazas porque en la Corte suprema de Justicia el Magistrado Ponente Luis Guillermo Salazar solicita la libertad inmediata porque no hay pruebas de su participación en la desaparición de las personas y en una forma equivocada, lo anexo para la Casación del Coronel, pero por favor la Casación no admite pruebas, se esta juzgando los errores jurídicos que cometieron, como en segunda instancia el Magistrado Ponente Hermes Darío Lara del Tribunal absuelve a Plazas, lo condenan los Magistrados Fernando Pareja que por ser primo hermano de Jaime Pareja Alemán condenado por narcotráfico, y el Magistrado Alberto Poveda Perdomo candidato del Polo Democrático, debieron haberse declarado impedidos. Este fallo anexo en derecho se debe rechazar Dr. Molano.

Además la Corte IDH, falla contra la fiscalía por no haber identificado los restos que tienen en sus bodegas, a la Policía Nacional porque presuntamente su inteligencia sabía de la toma y al Estado colombiano, en cabeza de nuestro Presidente Belisario Betancourt no menciona al Coronel Plazas.

Publicidad