Carta política y derechos humanos

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Alfonso Lopez Carrascal

Alfonso Lopez Carrascal

Columna: Pedagogía Constitucional

e-mail: [email protected]

Hablar antes de la Constitución del 91 de derechos humanos era tanto como estar matriculado en la izquierda o comunismo. Hoy en cambio el bloque de constitucionalidad rescata esos valores y hoy se puede decir que el bloque forma parte como fuente material de nuestro derecho y todos debemos acatar dicho bloque sin que implique un determinado comportamiento político. La Carta del 91 en su art. 93 nos remite al bloque con el ítem de que prevalece sobre la misma constitución en tratándose de derechos humanos, Durante el gobierno del presidente Virgilio Barco se trato de reformar la Carta del 86 mediante un acto legislativo que implantaba el respeto por los derechos humanos pero no pudo aprobarse y solo mas tarde con la demanda del plebiscito de 1957 que estableció que el plebiscito era una forma constitucional de reformar la Carta cuando ese provenía del pueblo como constituyente primario y entonces como corolario vino la séptima papeleta de Carrillo, estudiante rosarino y al convocarse una Asamblea Nacional Constituyente ésta declaró que había muerto la del 86 y apareció la nueva Carta de corte español ( Constitución española de 1978 ) que es pródiga en libertades, derechos y garantías y hoy podríamos decir que existen las personas garantistas y otras que son antigarantistas. Hoy la bandera del garantismo es la que se esgrime en la vida pública y en la academia. La teoría constitucional suele clasificar los derechos humanos por generación (primera, segunda y tercera ) y ahora mismo en Europa se debaten los de cuarta generación porque tiene que ver con la genética (ej, arrendamiento de vientres ) Pero sin olvidar que todos los derechos humanos parten del concepto de dignidad y como dice el profesor Ángelo Papachini, el respeto por los derechos humanos es el mejor desafío contra la violencia y se impone en Colombia desde infantil hasta los posgrados el estudio de los derechos humanos, porque es una materia en consonancia con la dignidad humana. Kant definía la dignidad humana como el tratar al otro como un fin y no como un medio. Nuestra Carta contiene tres generaciones de derechos humanos y se asoma la cuarta con la debida bienvenida. Pero una convergencia necesaria es la paz ya que la paz como lo recordaba el mexicano Benito Juárez es el respeto por el derecho ajeno y que en la teoría Kantiana es el respeto por la dignidad humana cuando se mira al hombre no como un fin sino como un medio. Gracias

Más Noticias de esta sección

Publicidad