¿Quién es el dueño del Metropolitano?

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Cecilia Lopez Montaño

Cecilia Lopez Montaño

Columnista Invitada

e-mail: cecilia@cecilialopez.com

El equipo de fútbol de la Universidad Autónoma ha tenido un gran éxito al entrar a la primera división de los equipos universitarios del país y la afición barranquillera quiere verlos jugar en su ciudad. Ahora resulta que en un arranque de moralismo, que nunca salió a flote durante los años en que la señora Gette hizo de ese centro su 'finca', se le niega esa oportunidad a este centro educativo, en claro proceso de depuración que quiere que su nueva etapa se le reconozca y el brillo de su equipo le da esa oportunidad.

Pero lo más sorprendente son las palabras 'irónicas, como afirma El Heraldo, del Senador Fuad Char quien pregunta: "¿Quiénes son los dueños de la Uniautónoma? Y continúa: "Nosotros no sabemos ni quién es el dueño de la Autónoma, ¿La señora Silvia Gette, es la dueña de la Autónoma? ¿Ella está presa? Que me muestren los estatutos del equipo, si se conformaron en una sociedad anónima, quiénes son los socios, eso es muy importante, nosotros no sabemos, con quién tenemos que hablar". Además insistió en cual era la afición del conjunto:"Tráigame los papeles de la Uniautónoma, quiénes son los dueños, qué capital tiene, cuáles son sus responsabilidades. De pronto llegan, se aparecen aquí y luego le venden el equipo a otra gente, uno no sabe. ¿Cuál es la afición de la Uniautónoma, dónde está?."

Independientemente de la autoridad para expresarse de esa manera, sería interesante que alguien respondiera a la pregunta obvia: ¿Quién es el dueño del Metropolitano? El estadio donde quiere jugar el equipo universitario anotado. Porque la actitud del senador solo la toma quien se siente dueño. ¿Es posible que los Char también sean los dueños del estadio? Y que no salgan ahora con el argumento de la moralidad porque nunca se les oyó decir una palabra de censura sobre la señora Gette ni sobre nada de lo que estaba ocurriendo en ese claustro. Resulta incomprensible que ahora que Ramsés Vargas como rector, esté enfrentando el tremendo reto de limpiar de todos sus males pasados esa universidad, se le cuestione por una historia que le es ajena.

Pero de nuevo es fundamental responder a la pregunta planteada porque no es posible que también esa clase política costeña que no se ha destacado ni por su labor en el Congreso, sea también dueña del Estadio Metropolitano. Si lo construyeron con sus propios recursos que lo aclaren y si no, con mayor razón deben explicar porqué el presidente del Junior se comporta como si lo fuera. La ciudadanía necesita una respuesta.

Barranquilla es una de las ciudades más importantes del país y por lo tanto no puede darse el lujo de comportarse como un feudo del cual es dueño un pequeño número de personas y menos una familia por millonaria que sea. Ha sido demasiado conciliador Ramsés y eso se le abona pero de todas formas su equipo no puede ser vetado por su pasado cuando quienes lo cuestionan ahora, permanecieron en un silencio complaciente frente a los horrores que sucedieron en años anteriores. Realmente no tienen autoridad moral.

Y que nadie salga con la disculpa de la ignorancia porque hasta los barranquilleros que vivimos lejos, habíamos escuchado los rumores de esta señora cuyo descaro la llevó hasta proponerse como candidata a la Alcaldía de Barranquilla, con el apoyo de muchos que hoy se convierten en jueces cuando en su momento se hicieron los locos.

Más Noticias de esta sección

Publicidad