Los meses terminados en bre

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Carlos Bustamante Barros

Carlos Bustamante Barros

Columna: Columna Caribeña

e-mail: [email protected]

En el Caribe colombiano suele designarse a los últimos cuatro meses del año como la época de los bre por aquello de las terminaciones gramaticales que por azares inexplicables son coincidentes, obsérvese por ejemplo las designaciones del rosario decenal que enuncia taxativamente septiembre, octubre, noviembre y diciembre, incluso de esos factores concurrentes los horóscopos chinos tampoco dan noticias que permitan conocer de fuentes serias su origen genealógico por llamarlo se esa manera particular.

Es que hay enunciaciones plasmadas en tesis concretas argüidas por diversos eruditos que a pesar del paso incontrastable del tiempo y de la vida no hay señales que permitan establecer la certeza de sus esbozos construidos de buena fe, sino todo lo contrario permanecen señaladas para la posteridad sin saber quien las hizo ni para qué sirven pero que en un desarrollo histórico terminan siendo de utilidad pública.

Sin embargo los bre con sus atisbos particulares significan señales insustituibles de la posteridad del año, pronto como en un abrir y cerrar de ojos se empezaran a dibujar las acuarelas distintivas a las efemérides que caracterizan cada anualidad que pasa a engrosar los anaqueles polvorientos y desvencijados de nuestra propia historia con sus diferentes oscilaciones, pero que a fin de cuentas cada enunciación que le es inherente es un verdadero culto a la evolución natural de la vida, reflejadas en el paso impoluto de los años.

La señalización mediante la cual los meses terminados en bre es una indicación de las épocas navideñas es acertada, así los grandes difusores de nuestra cultura Caribe lo han reflejado en sus riquezas musicales como por ejemplo el gran Joe Arroyo en su disco compacto "alma navideña" que refiere en sus letras de oro: "Gloria a Dios en las alturas y en la tierra mucha paz que se acabe la guerra y los problemas de actualidad que no haya violencia y que reine la paz", de igual manera otros autores musicales así lo reflejan como el compacto "amerindio", o así mismo otro disco como es "las navidades" con la sonora matancera de Celia Cruz, argüidas como verdaderas enunciaciones rítmicas del crepúsculo anual indescifrable que todo lo cubre a su paso con sus ropajes oscuros en la sempiterna noche invernal de amaneceres atiborrados de belleza sin par, con el sol naciente rompiendo los velos de neblinas tendidas.

Inmerso en las propias profundidades de la tierra del olvido, se percibe en estas épocas de los meses de fin de año terminados en bre las ventiscas insolentes de fin de año que suelen desnudar faldas de mujeres incautas por centésimas de segundos eternos, las cuales soplan fuertes arreciando techos de casas viejas e incluso árboles de raigambres superficiales, todas estas particularidades suelen suceder en el Caribe alegre y tropical, que sumido en sus contornos naturales soporta con estoicismo todas estas evoluciones del tiempo y de la vida para quedar al final sumida en el letargo de su clima cálido que parecen detener la vida bajo la sombra de sus árboles milenarios diseminados al azar.

A pesar de lo bueno que resultan los motivos alegóricos en el segmento del tiempo de los bre por sus alegorías navideñas repletas de luces multicolores por doquier, es necesario manifestar que las citadas enunciaciones brillan más en su firmamento diamantino por la sonrisa de la mujer colombiana que imprime fuerza y dinamismo a la vida, de tal modo que hacen sostenible la existencia para no morirse de aburrimiento, en un mundo diversificado por la costumbre de los pueblos, aun en las épocas de los meses terminados en bre.

El mundo y la vida siguen su curso….

Más Noticias de esta sección

Publicidad