Las elecciones del mes de octubre en Colombia

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

José Tovar Delgado

José Tovar Delgado

Columna: Opinión

e-mail: [email protected]

Otra vez estaremos en Colombia el próximo mes de octubre con nuevas elecciones. En esta oportunidad elegiremos a los Gobernadores, Alcaldes, Diputados y Concejales de todo el territorio colombianos.

Los colombianos somos demócratas por tradición. Estamos observando que cada día en nuestro país, en las elecciones, manda más el dinero y el dinero mal habido. Por este motivo han llegado a los cargos públicos personas que no son dignas de representar a las personas de bien. No podemos por esta razón aceptar que estos individuos indeseados se impongan a la voluntad popular.

Como es posible que haya personas que se dejen comprar la conciencia tan fácilmente por el regalo de unos mercados, contribuyendo así a que los malos políticos ganen las elecciones? Eso pasa desgraciadamente en la mayoría de las localidades colombianas.

El derecho a escoger a las personas que nos van a regir debe ser puramente personal y sagrado. Se debe actuar a conciencia sin coacción de ninguna especie, estudiando minuciosamente a cada candidato para que de este modo no cometamos errores que después tengamos que lamentar como ha sido el caso del alcalde de Bogotá.

Por esta circunstancia es que el partido del Polo Democrático, el único que le hacía oposición al gobierno, ha caído en tal desprestigio que no tiene ninguna autoridad moral para que lo sigan sus copartidarios. El doctor Samuel Moreno Rojas debe responder por sus actuaciones al igual que su hermano el ex-senador Iván Moreno Rojas.

Ojalá que se puedan aclarar estas situaciones prontamente para que resurja el partido del Polo con su oposición responsable a las actuaciones del gobierno como sucede en todas las democracias del mundo.

Hago un llamado a los nuevos gobernantes con relación al problema de vivienda que aqueja al país.

Cómo es posible que no podamos construir por el Sistema de Auto Construcción (esfuerzo propio y ayuda mutua) las viviendas para tantas personas necesitadas?

Las viviendas de Interés Social que se están entregando a precios exagerados, no tienen nada de dignas; son unos cajones no aptos para seres humanos, ni zonas verdes para los niños, ni parques para su recreación.

Es solo un sofisma de distracción para nuestro pueblo que cada día ve lo difícil que es tener una casita cómoda para su familia.

Esto es una de las graves consecuencias de los malos manejos de los dineros públicos.

Por esta y otras tantas razones es que pido que votemos con conciencia y elijamos a las personas que se lo merecen por su valor ético y humano.

Más Noticias de esta sección

Publicidad