Catherine Deneuve, la de “Belle de jour”

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

José Vanegas Mejía

José Vanegas Mejía

Columna: Acotaciones de los Viernes

e-mail: jose.vanegasmejia@yahoo.es

Hay películas que permanecen en la memoria de los cinéfilos por diversas razones.
Una de las causas es sin duda la calidad de la cinta, bien sea por el argumento, la experta dirección, la excelencia de los actores o cualquier otra cualidad que muchas veces no podemos identificar fácilmente.
Películas como ‘Belle de jour’ (‘Bella de día’), ‘Le bonheur’ (‘La felicidad’) y ‘Un homme et une femme’ (‘Un hombre y una mujer’) son ejemplos del buen cine francés de la última mitad del siglo XX. Y claro que llega la añoranza con el recuerdo de los grandes intérpretes de estas películas, sobre todo porque pocos de ellos sobreviven. Así, pasaron al archivo algunas diosas del celuloide europeo como Rossana Podestá, Silvana Mangano, Gina Lollobrigida, Anita Ekberg, Sofia Loren y Brigitte Bardot, para citar las más exuberantes físicamente. Pero con unos años menos que las beldades citadas surgió por los años 60 una actriz inolvidable. Nos la trajo el filme ‘Belle de jour’, basado en la novela del periodista y escritor argentino-francés Joseph Kessel. Con esta película situamos frente a nosotros a Catherine Deneuve, quien a los setenta y seis años lucha por sobreponerse a sus recientes achaques de salud.
La actriz francesa nació en París el 22 de octubre de 1943. Era hija del actor Maurice Dorléac y la actriz Jeanne Renée Deneuve. Su primer gran éxito lo alcanzó con la película musical ‘Los paraguas de Cherburgo’ en 1963; obtuvo la Palma de Oro, en Cannes, con apenas veinte años. Se casó con David Bailey en 1965 y se divorció en 1972; sin embargo, fueron maridos suyos Roger Vadim y Marcello Mastroianni. Sus dos hijos, Christian Vadim y Chiara Mastroianni alcanzaron éxitos en el cine. Además, su hermana Françoise, fallecida a los veinticinco años en accidente de automóvil, también fue actriz; con ella trabajó en ‘Las señoritas de Rochefort’.
Catherine Deneuve actuó bajo la dirección de famosos: Roman Polanski en ‘Repulsión’ (1965); Luis Buñuel en ‘Belle de jour’ (1967) y ‘Tristana’ (1970). Roger Vadim la dirigió en ‘El vicio y la virtud’. No logró consolidarse como estrella en Hollywood, aunque en las décadas de los 60 y los 70 participó en películas estadounidenses e inglesas junto a actores de gran fama como Jack Lemmon, Burt Reynolds y Ava Gradner. Fue protagonista en otros filmes: ‘Indochina’ (1992), nominada para el premio Oscar; la actriz no ganó pero la cinta obtuvo el galardón como la mejor película en lengua no inglesa. En Francia Catherine Deneuve obtuvo numerosas distinciones, entre ellas el Premio César a la mejor actriz con ‘El último metro’ (1981) e ‘Indochina’ (1993). Ganó también galardones por ‘Place Vendôme’ (1998). En el 2016 obtuvo los premios Lumière y el Almería, Tierra de Cine. Fue musa del diseñador Yves Saint Laurent.
El director de cine Luis Buñuel pretendió definir a Catherine Deneuve con estas palabras: “Es bella como la muerte, seductora como el pecado y fría como la virtud”. Por su parte, otro director, François Truffaut, opinaba: “No es ni flor ni ramo, sino el jarrón en el que puede colocarse cualquier flor”. Pero la propia Catherine se retrató de esta manera: “No soy fría. Soy reservada”. “Puede que yo parezca distante pero quizá sea porque es esa la actitud que quiero que tengan conmigo”.
Catherine Deneuve fue ingresada a un hospital el martes 5 de este mes debido a una fatiga aguda provocada por exceso en sus compromisos laborales. La actriz trabajaba en el rodaje de la película ‘De son vivant’. Últimamente se estrenó una película en la cual participó: ‘Fête de famille’ (‘Fiesta de familia’), de Cédric Kahn. En la actualidad es Embajadora de buena voluntad de la Unesco.

Más Noticias de esta sección

Publicidad