Medidas de protección para todos

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Jairo Franco Salas

Jairo Franco Salas

Columna: Opinión

e-mail: jairofrancos@hotmail.com

Si bien es cierto, que todos tenemos derecho a la protección de nuestra integridad, también es verdad que el organismo nacional que presta este servicio, es decir la Unidad Nacional de la Protección (UNP), no cuenta con el presupuesto suficiente para incorporar bajo su estructura laboral el número de agentes de seguridad y dotación, para que se robustezca la parte financiera; sobre el particular se ha debatido hasta la saciedad esta situación a nivel congreso, pero  aún se está a la  espera de resultados contundentes.
Si bien es cierto, que todos tenemos derecho a la protección de nuestra integridad, también es verdad que el organismo nacional que presta este servicio, es decir la Unidad Nacional de la Protección (UNP), no cuenta con el presupuesto suficiente para incorporar bajo su estructura laboral el número de agentes de seguridad y dotación, para que se robustezca la parte financiera; sobre el particular se ha debatido hasta la saciedad esta situación a nivel congreso, pero  aún se está a la  espera de resultados contundentes.

El momento es crucial, nos referimos al escenario político, factor que hace imprescindible la incorporación de más agentes para salvaguardar la seguridad de candidatos amenazados.  Durante la realización de la presente contienda electoral, se han evidenciado solicitudes de protección, pero los candidatos reciben como respuesta: No hay disponibilidad; no obstante que han sido asesinados varios de ellos, a muchos no se les brinda atención al requerimiento formulado.

Sumado a este escenario de carácter político, existen otros frentes como el comercio organizado, gremio ganadero, sector industrial y otros, víctimas de amenazas a raíz de la violencia que se ha recrudecido en el país; quienes, vienen solicitando protección a la UNP. Esto no sucedería si en Colombia se ejerciera un control contra la delincuencia común y organizada, pero desafortunadamente cada día estamos peor; la radiografía que presenta La nación en materia de seguridad es alarmante. A ese fenómeno, hay que buscarle urgente solución, implementar estrategias articuladas para frenar la existencia de estos tentáculos tenebrosos y peligrosos en nuestra sociedad, como es la criminalidad en todas sus dimensiones y es al Ministerio de Defensa que le corresponde brindar protección integral a todos los ciudadanos.

Si esta propuesta se materializara en una realidad, estamos seguros que hoy, no se lamentarían las familias de los candidatos asesinados ante la falta de protección.  Con relación a este argumento, algunos se preguntan ¿Cómo es posible que personajes de la política y sus familias les concedan exceso de guardaespaldas y otros escasamente uno o ninguno?.  En virtud de lo anterior, se hace necesario que la academia, el sector productivo del país, comerciantes, ganaderos, sector educativo… unan estrategias y redoblen esfuerzos focalizados a involucrar la participación activa de todos los colombianos con mejores propuestas, que propicien un clima de sosiego, tranquilidad y confianza en la institucionalidad; que no polaricen, ni estigmaticen; esto con el fin de ser veraces y objetivos y buscar solución a la inseguridad no solo en las grandes urbes, sino en la totalidad del país.

Para ello, es necesario que el ente legislativo, a través del Congreso, Asambleas, Concejos, direccionen acciones orientadas a crear mecanismos y herramientas que incidan notoriamente en la creación de un fondo especial de carácter presupuestal y permanente, para que el roll que desempeña la UNP, sea eficaz, eficiente y contundente, sin distingo alguno, inclusivo y oportuno con las medidas de protección que requieren todos los colombianos.  Este debe ser un objetivo con carácter prioritario para el gobierno nacional.

Más Noticias de esta sección

Publicidad