El ‘cayeye’ nuestro plato típico

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Manuel Torres Lopera

Manuel Torres Lopera

Columna: Opinión

e-mail:  [email protected]
Nuestros visitantes nacionales y extranjeros quedan fascinado de aquellos paisajes inolvidables en los que el verde de su vegetación, el azul de sus mares, el amarillo del sol y la arena y el contraste de las playas con el blanco de la nieve de la Sierra Nevada y las delicias de los platos típicos que ofrece nuestra ciudad como un arroz de coco con pescado frito, acompañado con patacones, ensalada de verduras y una bebida bien helada agua panela con limón.

Pero de todos los platos hay uno que quiero destacar por su sencillez para preparar y una delicia que conquistará tu paladar por siempre, se llama el ‘cayeye’ que es un puré de guineo o banano verde y sus fieles ingredientes el queso costeño y la mantequilla, se consume de preferencia en el desayuno, algunas personas le añaden suero o con un sofrito (ahogado) de tomate y cebolla.
Con respecto a la palabra ‘cayeye’, señala que hay una teoría que dice que viene del vocablo Cayey del lenguaje taino de los Arawak que significa un ‘lugar del agua’.

Este exquisito plato cuyo origen data de la época en la que estuvo en esta zona del Magdalena la United Fruit Company. El guineo que no cumplía con los requisitos para ser exportado era rechazado y lo botaban a lo largo de la carrilera del tren, en el área del que hoy es el Mercado Público. La gente comía guineos gratis y se ingeniaba las maneras de comerlo hervido, frito o en sopas.

El ‘cayeye’ se encuentra ya incluido en restaurantes de tradición gourmet y en las fiestas familiares se ofrece complementada con cualquier carne, parece que resistiera a no desaparecer, hoy en día se está imponiendo una tendencia moderna que amenaza en cambiar las costumbres alimentarias de los pueblos, las comidas rápidas también llamadas ‘comida chatarra’, es verdad que comer una salchipapa, un perro caliente, una hamburguesa o una pizza es súper delicioso pero en exceso es perjudicial a la salud. La otra es el encarecimiento de la canasta familiar que pueda impedir al comprar los ingredientes con la que se prepara nuestro plato típico.

Recuerdo en mi infancia cuando los vendedores pasaban en sus carretillas en las horas de la mañana y en la tarde y con poco dinero daban una gran cantidad que alcanzaba para el día siguiente y los vecinos tenían por costumbre regalar la ‘mano’ de guineo.

Preocupa que ya no se vea esa abundancia de guineo como antes, a veces se consigue poco y costoso para adquirirlo, el cambio climático es una amenaza en la producción agrícola, se puede presentar que las empresas agroindustriales que se dedican al banano busquen otro cultivo distinto con menor costo y mayor rentabilidad, aquí surge una pregunta ¿será que en un futuro nuestro plato típico tiende a desaparecer?, los samarios tenemos que tener celo en el buen sentido de la palabra con nuestras costumbres que identifican culturalmente a un pueblo.

A mis lectores de otra ciudad o de otro país, no se les olvide cuando lleguen a visitarnos comer un ‘cayeye’ acompañado con una bebida caliente café con leche y la reflexión que dejo a estas nuevas generaciones y a las venideras que la tradición debe continuar con respecto a nuestros alimentos.

Más Noticias de esta sección

Publicidad