De nuevo claudicará

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Rafael Nieto Loaiza

Rafael Nieto Loaiza

Columna: Opinión

e-mail: [email protected]
Más temprano que tarde el gobierno volverá a la negociación con el Eln. Y cederá. Por eso no puede entenderse que se haya levantado de la mesa. Si va a ceder, ¿por qué no hacerlo ya? ¿Para qué esperarse a que el Eln haga más daño?

No se mal entienda lo que digo. No sostengo que Santos deba acceder a las pretensiones del Eln. No debería hacerlo. Digo que si en todo caso va a aceptar sus demandas, mejor que lo haga ahora y nos ahorramos unas decenas de muertos y unos miles de barriles de petróleo.

Santos, se enfrenta a un Eln no debilitado, exangüe, frágil, sino a uno fuertísimo por cuenta de que, por un lado, aprovecha la bonanza cocalera más grande de nuestra historia y, por el otro, ha recibido en sus filas centenares de guerrilleros de las Farc que solo cambiaron de brazalete y ocupa parte de las áreas que dejaron los “desmovilizados”. Si Santos, aunque recibió a la guerrilla en su punto más bajo de su capacidad política y militar, terminó arrodillado y cediendo en casi todo lo sustantivo frente a las Farc, ¿será acaso que no va a ceder frente a un Eln poderoso? Lo hará.

Y agregará a sus razones la incapacidad de las Fuerzas Militares para enfrentar a la guerrilla con posibilidades de éxito. De la Fuerza Pública que heredara de Uribe a esta hay una brecha enorme. Ésta de hoy no tiene ni el mando, ni el presupuesto, ni la capacidad operativa, ni la estructura de inteligencia, ni la moral de combate que tuvo la de entonces. La de ahora sufre una crisis profunda, una fractura entre el generalato y el resto de la institución, unas restricciones presupuestales y de capacidad, que la hacen altamente ineficiente y débil.
Para rematar, nuestros soldados y policías, primero, no quieren poner el último muerto de un conflicto que ganaron en el campo de batalla y perdieron sus jefes políticos y militares en las negociaciones, segundo, no cuentan con el respaldo del Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas para hacer su tarea y, tercero, saben que la guerrilla no tendrá sanción real alguna por los crímenes que cometan. No me cansaré de insistir en que la impunidad efectiva de los delitos atroces no es solo contraria a derecho sino un incentivo perverso para nuevas violencias. Buena parte de los asesinatos de hoy son responsabilidad de quienes dejaron sin castigo los muertos de ayer.

Por eso vemos al Gobierno pidiendo cacao con un nuevo “cese al fuego bilateral” y al Eln envalentonado. Un cese al fuego que, por cierto, solo favorece a la guerrilla porque paraliza a la Fuerza Pública, que no puede realizar acciones ofensivas contra ella mientras que, en cambio, el Eln puede seguir con sus actividades delictivas siempre que no supongan enfrentarse en combate a las Fuerzas Militares y la Policía.

De manera que muy pronto veremos a los grandes medios de comunicación y a la intelectualidad de izquierda pidiéndole al Gobierno que se siente de nuevo en la mesa, y al gobierno mansito en ella. Y a muchos extranjeros aplaudiendo claudicaciones que serían causa de indignación en sus países.

Ahora, puede estar ocurriendo que el Eln esté pidiendo más de lo que las Farc obtuvieron. Son suficientemente arrogantes para que tal cosa esté ocurriendo y ahora son mucho más fuertes. También puede estar pasando que este exigiendo lo que las Farc consiguieron pero ya la Corte Constitucional y el Congreso, en el último semestre, corrigieron de ese pacto espurio. O, es factible, los elenos simplemente quieren aprovechar la negociación pero no tienen intención alguna de llegar a un acuerdo. Esta posición es la congruente con la hipótesis de que hay un arreglo entre las guerrillas para que las Farc saquen todas las ventajas de las concesiones jurídicas, políticas y económicas del pacto con Santos y el Eln todas las que provienen del crimen y la violencia. En ese escenario, la negociación no irá a ninguna parte. Y Colombia seguirá urgida de un nuevo gobierno con legitimidad y autoridad que ponga freno a los violentos y no deje en impunidad sus crímenes.


Los comentarios aquí publicados no reflejan la opinión de EL INFORMADOR. Es necesario ser un usuario registrado para poder comentar las noticias. Por favor, ingrese o regístrese como usuario de esta página.

Más Noticias de esta sección

Publicidad