Premio de Paz, por partida doble, para el presidente Santos

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Jorge Giraldo Acevedo

Jorge Giraldo Acevedo

Columna: Opinión

e-mail: [email protected]

El presidente Juan Manuel Santos Calderón recibió 2 veces el premio por sus gestiones gubernamentales en favor de la paz.

En efecto el mandatario colombiano acaba de recibir el Premio de la Paz 2016 por parte del Comité Nobel en Oslo, Noruega, organización mundial que tuvo en cuenta “ sus decididos esfuerzos y por tratar sistemáticamente de avanzar en el proceso de paz” y el poder primario electoral del país, con 12.808.858 votos aprobó la pacificación del país. Sí, es que de las 6.431.376 que votaron No en el debate plebiscitario también y en forma efectiva demostraron su deseo, al igual que los 6.377.482 sufragantes por el SÍ, por la paz en el país. Lo que ocurre es que los votantes del No sufragaron por la negativa a los acuerdos logrados por los delegados del Gobierno Nacional con voceros de las Farc en La Habana, Cuba... Ahora la mayoría de los ciudadanos nos sentimos y expresamos nuestra complacencia por el resultado electoral general y el premio Nobel de la Paz 2016 que son, a la postre, reconocimientos para el presidente de Colombia. Anhelamos que el acuerdo de paz también reciba por parte de los delegados del Gobierno Nacional y las Farc cambios importantes en lo pactado sobre empresa privada y tierras, granjas agrícolas, alivio judicial para integrantes de la Fuerza Pública, narcotráfico como delito conexo a los de lesa humanidad y menos beneficios electorales, entre otros puntos..

La complacencia del pueblo es mayoritaria debido a que solamente dos nacionales colombianos han sido merecedores de reconocimientos por parte del Comité del Nobel en Oslo, Noruega, Gabriel García Márquez, Premio Nobel de Literatura, (1982) y Juan Manuel Santos Calderón, Premio Nobel de la Paz 2016.

Es muy claro que la verdadera paz de Colombia, para todos sus habitantes, comenzará con la eliminación de tantos problemas sociales o los asuntos llamados desigualdades. Está plenamente demostrada la problemática social del país por la Cepal y otros organismos internacionales; en efecto, “la Comisión Económica para América Latina y el Caribe señala que la desigualdad en Colombia, de las mayores del mundo, puede ser superior a la que muestran las cifras oficiales reportadas por el Dane”.

Los deseos de paz para Colombia por parte del actual jefe de estado Juan Manuel Santos Calderón como ha quedado claro, ya fueron reconocidos por el Comité del Nobel de los Premios Nobel y el poder nacional primario electoral con la votación del plebiscito. En la actual época los colombianos anhelamos un Gobierno Nacional más preocupado en logros sociales importantes; por ejemplo que la reforma tributaria no afecte a las clases menos favorecidas y que el IVA no contribuya a más aumento en los productos de la canasta familiar.

También será de vital importancia que el Gobierno Nacional se preocupe más por la problemática social de este país comenzando por la salud de los colombianos por parte de las EPS y cuyo caos se encuentran en el nivel más grave. Se espera, entre otras decisiones, que el presidente Juan Manuel Santos Calderón cumpla las promesas sobre disminución del 12 al 4% al aporte por salud de los pensionados. Es muy preocupante que no se hayan logrado disminuir los problemas sociales como los de los desarraigados o llamados también desplazados, (ya pasan de 7 millones); también la inseguridad ciudadana en todas las modalidades y en toco el país; el desempleo; la educación, incluida la que se ofrece en la Universidad Nacional, centro de estudios superiores del Estado que dejó de ser económico hace muchos años y se volvió un negocio igual que las privadas. En este comentario debemos expresar la inconformidad ciudadana que existe cuando el Gobierno Nacional y sus organismos entregan los recursos naturales para que empresas multinacionales los exploten, exporten y comercialicen.

Entonces el Premio Nobel para la Paz le llegó al presidente de Colombia, Juan Manuel Santos Calderón, por partida doble en 120 horas, y para los próximos tiempos de su mandato constitucional todos los habitantes del país solo esperamos un cambio de rumbo en la administración con la eliminación o por lo menos disminución de tantos problemas sociales o los asuntos llamados desigualdades.

Más Noticias de esta sección

Publicidad