David Murcia, el estafador que llega a Colombia para cumplir pena de 22 años

En Estados Unidos David Murcia Guzmán cumplió una pena de 9 años de prisión y ahora llega a Colombia, donde le esperan 22 años más de cárcel

Judiciales - Nacional
Tamaño Letra
  • Font Size

Murcia Guzmán fue deportado de Estados Unidos y ahora deberá purgar condena de 22 años más de cárcel y por una estafa masiva que incluyó blanqueó de dinero procedente del narcotráfico.

Bogotá (EFE).- David Murcia Guzmán, el hombre que captó ilegalmente unos 2.140 millones de dólares y que llegó a ser calificado por un fiscal de Nueva York como el ‘Madoff’ colombiano", vuelve a su país tras cumplir una condena en EE UU  y responder ante la justicia por un escándalo cuyos tentáculos también son profundos en Panamá.

En Estados Unidos cumplió una pena de 9 años de prisión y ahora llega a Colombia, donde le esperan 22 años más de cárcel y donde su imagen es bien recordada por una estafa masiva que incluyó blanqueó de dinero procedente del narcotráfico.

 ¿Quién es David Murcia Guzmán?

Nacido hace 38 años en una familia humilde del centro de Colombia, su ambición le llevó a lanzarse al mundo de la empresa, ávido de dinero y sin remilgos éticos para conseguirlo.


El colombiano fundador del grupo DMG, se declaró culpable de haber tratado de blanquear en Estados Unidos millones de dólares en ingresos procedentes del narcotráfico, por lo que fue encarcelado 7 años

¿Cómo comenzó su carrera?

Con una personalidad digna de novela, creó una empresa con las iniciales de su nombre, DMG, a principios de siglo en la ciudad caribeña de Santa Marta.

Sin embargo, estaba dedicado a la producción televisiva que a duras penas le permitía ganarse la vida. Decidió entonces dar el gran salto hacia una estafa de modelo piramidal que sedujo a miles de personas de origen humilde y que le granjeó el apelativo de "rey Midas moderno" en algunos medios colombianos.


En el momento en que aterrizó, Murcia Guzmán fue conducido por oficiales de migración hasta un área especial para entregarlo a la Dijín, que legalizó su captura por los delitos de lavado de activos y captación masiva y habitual de dinero.

 ¿Qué modelo ofrecía a los "inversores"?

Su modelo era el clásico de las estafas piramidales, la promesa de invertir una cantidad que debía volver de forma rápida y multiplicada a los bolsillos de los inversores.

La remuneración no era solo económica, sino también con bienes y servicios que incluían electrodomésticos, automóviles, motocicletas y billetes aéreos.

Eso sí, a cambio los depositantes eran clientes y recibían contraprestaciones por la publicidad que le hicieran a la marca y de las nuevas personas que atrajeran.

David Murcia Guzmán creó una empresa con las iniciales de su nombre, DMG, a principios de siglo en Santa Marta.

Pero, ¿qué había detrás de DMG?

Murcia fue acusado de mover varios millones de dólares de narcotraficantes a través de más de 18 cuentas bancarias y de adquirir nueve propiedades en Miami y una en California para ocultar ganancias ilícitas.

Ante los tribunales de EE UU se declaró culpable de un delito de blanqueo de activos derivados del narcotráfico, sin embargo sus abogados negociaron un acuerdo con la Fiscalía por el que se declaró culpable a cambio de cumplir solo nueve años de prisión.

Además, la Fiscalía colombiana encontró en los discos duros de las computadoras de DMG pruebas que evidencian una doble contabilidad y que la firma captó, solamente en 2007 y 2008, un total de 2.140 millones de dólares.


Este es el momento en el que muestra a David Murcia Guzmán, fundador de DMG a su llegada en calidad de deportado este martes, al aeropuerto El Dorado, Bogotá

 ¿Hasta dónde llegaron sus tentáculos en Panamá?

Poco tardó el "Madoff colombiano" en extender sus tentáculos y puso sus ojos en Panamá, donde hundió sus raíces y se adentró en el mundo de la política y los empresarios.

¿Cómo llegó a los más alto de la política panameña?

El diario "La Prensa" difundió cables de WikiLeaks en los que la Embajada estadounidense en Panamá señalaba los supuestos nexos del entonces administrador de la Autoridad de Turismo, Salomón Shamah, con el narcotráfico y con Murcia Guzmán.

Además, supuestamente aportó dinero a la campaña de varios candidatos, incluido el expresidente Ricardo Martinelli, actualmente en arresto domiciliario mientras es juzgado por un caso de supuesto espionaje político y sobre el que pesan otras acusaciones por corrupción.

Sus tentáculos llegaron hasta el administrador de la Autoridad de Aseo Urbano, Enrique Ho, quien fue vinculado a un antiguo asesor financiero de Murcia Guzmán.

Más Noticias de esta sección

Publicidad