Denuncian asesinato de dos líderes sociales indígenas

El drama del asesinato de líderes sociales en Colombia va en aumento desde la firma del acuerdo de paz con las Farc

Judiciales - Nacional
Tamaño Letra
  • Font Size

Las víctimas festejaban la final de un campeonato de fútbol cuando un grupo de hombres armados llegó y les disparó.

Bogotá (EFE).- La Organización Nacional Indígena de Colombia, ONIC, denunció el asesinato de los líderes sociales Carlos Alberto Biscué y Jhordan Pequi en el departamento de Cauca, uno de los más conflictivos del suroeste del país.

Según el organismo, los hechos sucedieron en horas de la madrugada del domingo 23 de junio en la aldea El Pílamo, que hace parte del municipio de Caloto.

Las víctimas festejaban la final de un campeonato de fútbol cuando un grupo de hombres armados llegó y disparó contra Pequi, quien se desempeñaba como comunero del resguardo indígena López Adentro.

En el sitio también perdió la vida Biscué, comunero del resguardo Huellas, quien estaba de paso.

El drama del asesinato de líderes sociales en Colombia va en aumento desde la firma del acuerdo de paz con las Farc, el 24 de noviembre de 2016.

Sin embargo, por ahora no hay una cifra única sobre las víctimas mortales de esta escalada de violencia.

La más dramática estadística la entregaron recientemente la ONG Instituto de Estudios sobre Paz y Desarrollo, Indepaz y el movimiento político Marcha Patriótica, que en el informe "Todos los nombres, todos los rostros" aseguraron que 702 líderes sociales y 135 excombatientes de las Farc fueron asesinados desde 2016.

También, la Defensoría del Pueblo ha indicado que son 431 los casos registrados en ese periodo, mientras que para la ONG Somos Defensores el número asciende a 341 líderes y defensores de derechos humanos muertos, 25 de los cuales perdieron la vida solo en el primer trimestre de este año.

Más Noticias de esta sección

Publicidad