“Pizano descubrió unos contratos que no tenían fundamento”: fiscal Martínez

Nacional
Tamaño Letra
  • Font Size

El jefe del ente acusador reconoció que Jorge Pizano le dio un listado de irregularidades por $24.000 millones y añadió que debido a la labor investigativa de la Fiscalía se descubrieron anomalías por $55.000 millones.

 

El fiscal General de la Nación, Néstor Humberto Martínez, dijo este miércoles que nadie en el ente acusador presionaba a Jorge Enrique Pizano, el exauditor de Corficolombiana, la firma que se alió con Odebrecht para hacerse al contrato del tramo de la Ruta del Sol II.

La mención la hizo en una entrevista a Noticias Caracol en la que habló, además, sobre la conversación que sostuvo con Pizano, en la que este le relató de los indicios que tenía sobre las presuntas irregularidades en los contratos con la polémica firma brasileña.

Sobre las presuntas coimas, Martínez Neira dijo que le abrió cuatro alternativas para que precisara la información. “Yo le abrí un abanico de posibilidades para que me dijera qué pasó. Él descubrió que había unos contratos que no tenían fundamento, y eso es inobjetable, pero no sabía para dónde iba el dinero”, señaló el fiscal que en su momento fungió como abogado del Grupo Aval.

En sus respuestas reconoció que Pizano Callejas le entregó un listado de irregularidades por 24.000 millones de pesos y añadió que debido a la labor investigativa de la Fiscalía se descubrieron anomalías por 55.000 millones de pesos.

Una de las reiteradas quejas de Pizano Callejas es que fue despedido de la firma, según su teoría, por las denuncias que elevó sobre los contratos. Ante esto, Martínez Neira se defendió diciendo que al respecto no puede comentar nada porque, aseguró, que de esas decisiones no participó.

“Lo que sí puedo decir es que Jorge Enrique Pizano era muy importante para la Fiscalía, contrario a lo que se ha dicho. Era testigo de cargo de la Fiscalía en el juicio contra el expresidente de Corficolombiana (José Elías Melo)”, destacó Martínez.

De hecho, el jefe del ente acusador reveló que Pizano Callejas estuvo en septiembre en la Fiscalía solicitando una ampliación de interrogatorio, porque, al parecer, quería entregar nuevas evidencias de su defensa.

“Por eso no se le había imputado – contó el fiscal. Nadie lo perseguía en la Fiscalía”.

Martínez Neira también habló de una “conspiración” en su contra, “porque no soy una persona que me entrego a los intereses de otras personas. En el caso del doctor Pizano lo fueron incorporando a un grupo de conspiración que se ha venido montando”, dijo.

Sobre los posibles autores de la confabulación que refiere, el fiscal expuso que se trata personas que en su momento fueron clientes suyos, que ahora contratan exintegrantes de la DEA y exfiscales de los Estados Unidos cuya finalidad, en palabras de Martínez Neira, es para desacreditar la labor que se hace desde el búnker.

Más Noticias de esta sección

Publicidad