El colombiano que estuvo más cerca de la llegada a la Luna

Este apasionado hombre por el conocimiento y el periodismo se preparó por varios meses para explicarles a los colombianos detalles del primer viaje del hombre a la Luna.

Informe Especial
Tamaño Letra
  • Font Size
Alfonso Castellanos confiesa que la transmisión de la llegada del hombre a la luna el 20 julio de 1969 “estremeció a los colombianos”, quienes siguieron paso a paso las incidencias de ese suceso todo un día de domingo.

Por Mario Ibarra Monroy
Redacción EL INFORMADOR

Si hay una autoridad en Colombia para hablar de la conquista del hombre en la Luna, ese es el maestro del periodismo Alfonso Castellanos, el único que trasmitió en vivo y en directo a detalle uno de los acontecimientos que marcaron la historia del siglo XX en el planeta.

A sus 84 años, Castellanos, quien reside en Santa Marta, recuerda con lucidez excepcional cómo fue la selección para ser parte de un grupo de comunicadores del todo el mundo, quienes durante un espacio de 24 días estuvieran tres meses antes del primer alunizaje conociendo la experiencia de la misión Apolo 11 en la base de la Nasa en Cabo Cañaveral, Florida, Estados Unidos.

Cuenta que allí tuvo oportunidad de saludar a los héroes quienes hicieron realidad esa hazaña, Neil Armstrong, Edwin Aldrin y Michael Collins; conoció los prototipos del cohete, el módulo lunar y hasta la complicada jerga técnica que tuvo que traducir en el “lenguaje chibcha”, que aún Colombia comprendía.

Suceso en la pantalla chica

Así es, en términos didácticos, casi que elementales para el conocimiento del público pegado a las pantallas, Alfonso Castellanos logró captar la atención de la audiencia nacional en una serie de doce especiales que presentó la misma cantidad previo al evento del 20 de julio de 1969.

“Para mí no fue una gran emoción, porque yo había estado tres meses antes en Cabo Cañaveral adiestrándome en el tema que era muy difícil de comprender por las masas. Se necesitaba que gente como yo lo entendiera para poderlo explicar y más o menos lo logramos”, resalta con justificada altivez el decano del periodismo colombiano.

Entre esos programas recuerda aquellos que ilustraba cómo era el uniforme de los astronautas, cómo orinaban o defecaban. “Fueron cosas sencillas y al mismo tiempo se hizo que la gente entendiera mecánicamente hablando la más grande tarea que se hubiera impuesto el hombre para llegar tan lejos”, dijo Castellanos sobre la importancia que radicaba llevarle a los colombianos dicha información.
Entre anécdotas, críticas y una sapiencia lúcida, Alfonso Castellanos explicó la importancia de este acontecimiento histórico para el hombre.
Entre anécdotas, críticas y una sapiencia lúcida, Alfonso Castellanos explicó la importancia de este acontecimiento histórico para el hombre.

“Yo no me morí de la emoción, pero los colombianos que habían pedido una lección de doce programas se habían estremecido”.

La Nasa les facilitó todo para la transmisión que se llevó a cabo en la Cadena Uno (solo habían dos canales en el país), imágenes, videos de las transmisiones previas en el viaje, el audio en directo entre los ingenieros en Houston con los astronautas que iba traduciendo al español y con unos términos sencillos de entender.

En su sabiduría de este hombre que se autodenomina un “indio santandereano”, el viaje a la Luna determina que sean creados unos elementos de diminuto tamaño que le han permitió al hombre hacer máquinas que no hubiera podido hacer.

“A partir de las investigaciones, los hallazgos, lo que el hombre ha logrado después del viaje a la Luna es inmenso, como el teléfono celular, hijo del viaje a la Luna” refirió este importante personaje de la televisión, la radio y la prensa escrita colombiana.

Así registró EL INFORMADOR la conquista de la Luna en sus páginas en julio de 1969.
Así registró EL INFORMADOR la conquista de la Luna en sus páginas en julio de 1969.


Otros colombianos que hicieron parte de la proeza en la Luna

El médico Jorge Huertas participó en la preparación física y mental de Neil Armstrong, Edwin “Buzz” Aldrin y Michael Collins.

El sacerdote y geofísico René Van Hissenhoven colaboró en la calibración del sismógrafo, que la misión instaló y dejó en la luna.

Según el prestigioso periodista Alfonso Castellanos, el ingeniero boyacense y bogotano Oswaldo Rey, creó cinco inventos para la supervivencia de los astronautas. Agrega que el director de esa misión espacial Wernher von Braun puso en el colombiano la responsabilidad del regreso con vida de los tres hombres que viajaban hacia la luna.

Colombia tuvo que solicitar los servicios de un transporder de un satélite que Venezuela alquilaba para que surtiera de imágenes a llegaban por Norte de Santander al cerro Jurisdicciones, donde había antenas repetidoras de Telecom que retrasmitían la señal hasta los cerros e Chocontá en Cundinamarca y de ahí al resto del país.

La cifra

600 millones de telespectadores de todo el mundo escucharon las primeras palabras de Armstrong.

Más Noticias de esta sección

Publicidad