Santa Marta se prepara ante posible llegada del fenómeno de ‘El Niño’

Durante la jornada se habló del fenómeno de variabilidad climática, de sus causas y posibles consecuencias en la ciudad, que estarían ligadas a dos factores: uno el incremento de incendios de cobertura vegetal y la disminución de los caudales de los ríos Manzanares y Gaira.

Distrito
Tamaño Letra
  • Font Size
Según el mapa de amenazas, 86 barrios estarían en alto nivel de vulnerabilidad.

La Oficina para la Gestión del Riesgo y el Cambio Climático, Ogricc, lideró la primera sesión del Consejo Municipal de Gestión del Riesgo de Desastres, CMGRD, del año 2019, en la que fueron convocadas las entidades prestadoras del servicio de emergencia y demás miembros del órgano colegiado para socializar el plan de contingencia ante la probabilidad de materialización del fenómeno de El niño.

Temas tratados

Durante la jornada se habló del fenómeno de variabilidad climática, de sus causas y posibles consecuencias en la ciudad, que estarían ligadas a dos factores: al incremento de incendios de cobertura vegetal y la disminución de los caudales de los ríos Manzanares y Gaira, que figuran como principal fuente de abastecimiento para los samarios.

Ante esto y durante el desarrollo de la sesión, el director de la Ogricc, Jaime Avendaño, destacó la importancia del trabajo de articulación que el Distrito ha realizado con las comunidades más vulnerables, gracias a la conformación de los Comités Barriales Samarios (Cobasa) y los también voluntarios miembros de la Red Comunitaria de Alerta y Emergencia (Recale), que ha facilitado según el funcionario, el contacto con gran parte de los 86 barrios que se encuentran de acuerdo al mapa de amenaza de la ciudad, en un alto nivel de riesgo por desabastecimiento del líquido vital y a su vez en zonas propensas a la ocurrencia de incendios de cobertura vegetal, lo que garantiza en cierta forma, acciones de respuesta y rápida asistencia a esas comunidades.

Distrito da parte tranquilidad

Frente a la capacidad de respuesta del Distrito durante la temporada seca y la disminución de la cantidad de agua transportada por los ríos principales, la Ogricc explicó que dicha capacidad depende de cada una de las entidades prestadoras del servicio de emergencia, las empresas prestadoras de servicios públicos y demás miembros del Consejo Municipal, quienes a su vez hacen aportes para la atención de las emergencias.

En caso de crisis

De superarse la capacidad de respuesta del Distrito, es decir que en la ciudad se experimente una emergencia debido al desabastecimiento de agua, en la que las fuentes principales de captación del líquido y los pozos lleguen a su equilibrio natural de consumo, se da paso a la búsqueda de fuentes alternas de abastecimiento.

Sin embargo, en caso de no encontrarse tales fuentes, la emergencia llegaría a su máximo nivel y tendría que solicitarse apoyo del gobierno nacional para encontrar soluciones que mitiguen el desabastecimiento del líquido vital.

La Ogricc ha aclarado que esta crisis sólo sería posible en los siguientes dos escenarios: el primero que se materialice el fenómeno de El Niño y el segundo, que se mantenga el mismo hasta el mes de julio sin que existan precipitaciones que generen equilibrio sobre la situación.

Más Noticias de esta sección

Publicidad