Primera nave israelí se estrelló en su intento de llegar a la Luna

Tecnología
Tamaño Letra
  • Font Size

La primera misión a la Luna financiada con fondos privados, con un costo cercano a los US$100 millones, fracasó en su intento de aterrizar en la superficie lunar.

La nave espacial Beresheet, de fabricación israelí, sufrió una aparente falla en su motor principal y otros problemas técnicos y de comunicación cuando estaba cerca de alunizar este jueves.

El objetivo de la misión era tomar fotografías y realizar varios experimentos. “Lamento decir que nuestra nave espacial no llegó a la Luna en una sola pieza”, dijo Opher Doron, gerente de la División Espacial de Industrias Aeroespaciales de Israel.

En el momento de la falla de las comunicaciones, la nave Beresheet estaba a unos 120 kilómetros de su sitio de aterrizaje previsto.

Hasta ahora solo las agencias gubernamentales de Estados Unidos, de la antigua Unión Soviética y de China han logrado aterrizajes lunares.