Estados Unidos y Cuba

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

José Tovar Delgado

José Tovar Delgado

Columna: Opinión

e-mail: [email protected]

El mundo está cambiando radicalmente para bien de la humanidad. Eso se nota con el mejoramiento de las relaciones entre los Estados Unidos de América y la isla caribeña de Cuba, que después de unos 55 años de disgusto, donde rompieron toda clase de relaciones; el 17 de diciembre del año en curso, anunciaron al mundo que iban a restablecer las relaciones y las respetivas embajadas, después de más de medio siglo de rotura total de contacto diplomático.

Es la mejor noticia que ha recibido el mundo en este año, y que bueno que llegue para la época de navidad, pues todos los pueblos merecen ser amigos para apoyarse en todo y para que surja sin dificultad el comercio de doble vía con pecios justos, y de esta manera se acaben la venganza y el egoísmo para el bienestar general.

Esta pelea entre Estados Unidos y Cuba, data desde el año 1959, cuando fue derrocado el presidente Fulgencio Batista quien había sucedido al señor Pio Socarras, ambos malos presidentes que dejaron a Cuba en completa banca rota.

Condición que ocasiono el levantamiento en la sierra maestra cubana que se extendió por toda la isla y que termino con el ascenso al poder del controvertido Fidel Castro apoyado por la entonces poderosa unión soviética

Celebramos la decisión de los dos presidentes de restablecer las relaciones y con la promesa de nombrar muy pronto sus respectivos embajadores para así comportarse como países libres y soberanos para el bien de todos, lo que debe ser motivo de alegría y aplausos para el mundo libre.

Más Noticias de esta sección

Publicidad